La distribución se llevó a cabo el pasado sábado 17 de agosto en las dependencias de la entidad religiosa a las 15 horas.

El mes de agosto, a pesar de ser un mes de poca actividad en la capital debido a las altas temperaturas y a los desplazamientos por vacaciones, sigue habiendo personas con escasos recursos que lo pasan realmente mal durante todo el año. Por eso, el brazo social del Centro de Ayuda Cristiano organizó una distribución extraordinaria de partidas de leche, un total de seis litros por persona.

El pastor Fabio Donadeli, coordinador de la obra social del Centro de Ayuda Cristiano, dio una palabra de motivación antes de proceder a la entrega con el objetivo de incentivar a los asistentes a no desistir de sus sueños, a pesar de las adversidades a las que se enfrentan,

“podemos realizar todos nuestros sueños si no desistimos de ellos. Siempre van a surgir dificultades, y es natural que, en medio de los problemas, uno se sienta tentado a tirar la toalla. Sin embargo, la clave del éxito es la perseverancia”.

De las más de 170 personas que acudieron a esta cita, la mayoría son personas desempleadas o con bajos recursos y cargas familiares. Eulalia, madre de dos niños de seis y nueve años, expresó su agradecimiento a la entidad por la ayuda recibida.