Practicar deporte en la adolescencia proporciona valores y habilidades sociales imprescindibles en la edad adulta. Las actividades deportivas tienen un gran poder educativo, pero además construyen bases sólidas a nivel mental, emocional y social.

El grupo Fuerza Joven, del Centro de Ayuda Cristiano, realiza multitud de actividades para llegar a aquellos jóvenes que, desgraciadamente, están atravesando situaciones muy complicadas como una depresión, adicciones, pertenencia a pandillas, problemas de conducta, falta de atención o provenir de familias desestructuradas.

Semanalmente se realiza un proyecto deportivo en Valencia que consiste en participar en la disciplina con la que más identificados se sientan de las tres existentes: fútbol, artes marciales y cultura urbana. Esta última actividad comprende tanto danza como música.

Actualmente participan en este programa deportivo más de 60 jóvenes de entre 11 y 35 años que aprenden a bailar, cantar, jugar al fútbol o a defenderse de una manera divertida.

El responsable de Fuerza Joven en Valencia, Fernando Solobarrieta, asegura que el balance de esta actividad es espectacular porque en los tres meses que lleva realizándose han notado un gran cambios en estos jóvenes que venían con muchos problemas.

Además, han empezado a acudir a alas reuniones y a través de la fe han visto una salida al final del oscuro túnel que atravesaban.

El próximo proyecto que tiene pensado impulsar el grupo Fuerza Joven es el FJUni que estará dirigido a ayudar a los adolescentes para elegir una carrera que les permita continuar con sus estudios o a orientarles para que sean capaces de emprender.