“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que Yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”.

(Isaías 43:18-19)

Solo nota lo que aún no salió a la luz quien vive por la fe. Quien no vive por lo que ve. Aquel que cree y confía en Dios no se aferra al pasado; no considera las cosas antiguas. No estés volviendo al pasado, aunque sean buenos o malos recuerdos. No consideres las palabras de derrota que oíste. No consideres los miedos y los traumas antiguos. He aquí nuestro Dios hace cosa nueva, y solo quien cree, lo nota. No siente, lo nota.

No consideres el desierto, pues habrá un camino. No consideres la soledad, pues Ríos de Agua Viva correrán en medio de esta. Nuevas expectativas, nuevas posibilidades, nueva capacidad, nueva realidad. Él hace cosa nueva, que está saliendo a la luz. Y pronto será visible para todos.

Pero solo los que creen lo notarán. Solo los que creen se beneficiarán de su fe. Dios está haciendo cosa nueva. ¿Cómo no lo notas? ¿Cómo ignoras las señales? La mayor señal de Dios es la fe dentro de ti.

Olvídate del pasado, nota las cosas nuevas que Dios está haciendo.