La palabra “santo” significa, en su acepción bíblica, “separado”. Nadie puede ser liberado de Satanás y los demonios y continuar haciendo su voluntad. Aquel que desea servir a Dios tiene que andar según Su voluntad.

De acuerdo con el apóstol Juan, aquel que está en Cristo debe andar también como Él anduvo. Se necesita, por lo tanto, una conducta santa e irreprensible por parte de aquel que desea seguir al Señor Jesús, como está escrito: “El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo” (1 Juan 2:6).

Afirmó también que Sus seguidores están en el mundo, pero que no pertenecen a este, es decir, no viven practicando los pecados de este mundo, tales como prostitución, impureza, lascivia, adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas (Gálatas 5:19-21). Es necesario que aquel que desea seguir a Jesús tenga una conducta santa e irreprensible.

Si tú, amigo lector, deseas de verdad la salvación, no admitas ningún tipo de relación con el diablo. Camina con la frente alta sin tener de qué avergonzarte; sé sumiso a Dios por libre y espontánea voluntad, recordando siempre que, no basta separase de algunas cosas, es necesario también separarse para otras.

Veamos otros textos bíblicos bastante esclarecedores:

“Hablo como humano, por vuestra humana debilidad: así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la impureza y a  la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia” (Romanos 6:19).

“Pero ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación y, como fin, la vida eterna” (Romanos 6:22); “La voluntad de Dios es vuestra santificación: que os apartéis de fornicación (…) Dios no nos ha llamado a inmundicia, sino a santificación” (Tesalonicenses 4:3-7); “Seguid la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14).