«¡Oh Señor, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Señor Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Señor, tú eres nuestro Dios; prevalezca contra ti el hombre.» 2 Crónicas 14:11