La Doctora Teresa Pérez, especialista en Medicina Preventiva, ha intervenido en el programa radiofónico “Entre Nosotros” de Vida FM para explicar brevemente que la carencia de ciertas vitaminas en nuestro organismo podrían causar molestos dolores de cabeza. Cuando este es nuestro caso, la solución está a nuestro alcance.

Más del 90% de la población española sufre, en mayor o menor medida, estos molestos dolores de cabeza. Por banal que parezca, el dolor de cabeza resulta incapacitante para muchas personas y constituye una de las principales causas de consultas en la medicina primaria.

Mucha gente desconoce que algunos dolores de cabeza o cefaleas se podrían evitar a través de una buena alimentación y una buena hidratación. Aunque no siempre, detrás de las cefaleas se podría esconder un déficit de vitaminas y/o minerales. Cuando esto sucede, la solución es muy sencilla: hay que ingerir alimentos y/o suplementos que nos aseguren unos buenos niveles.

Hay personas que comen bastante bien y que no se explican por qué carecen de niveles óptimos de ciertas vitaminas, pero el problema es que muchos alimentos han perdido la calidad nutricional debido a la sobreexplotación de los terrenos y los pesticidas empleados en los cultivos.

VITAMINA D

Varios estudios han comprobado que más del 40% de personas que presentan dolores de cabeza habitualmente, tienen un déficit de vitamina D.

Además de los dolores de cabeza, es común, y sobre todo en mujeres, que el déficit de vitamina D se refleje también a través de otros síntomas, como dolor en la zona lumbar, caderas, rigidez en el cuello, debilidad muscular u óseo. También se puede realizar una analítica para conocer de manera precisa cómo están nuestros valores de vitamina D en sangre.

Además de la exposición al sol para adquirir esta vitamina popularmente conocida como la “vitamina del sol”, es posible que, aún exponiéndonos a él, nuestros niveles de esta vitamina inferiores a los normales. Por ello, es necesario recurrir a alimentos ricos en esta vitamina, como puede ser el aceite de hígado de bacalao, o a la suplementación en cápsulas.

MAGNESIO

El Magnesio es un mineral indispensable para la salud y la nutrición humana. La vitamina D y el magnesio forman un “matrimonio inseparable”, es decir, siempre tienen que ir de la mano. Cuando necesitamos subir el nivel de vitamina D tenemos que subir los niveles de magnesio en nuestro organismo.

Legumbres, nueces, semillas, cereales integrales, hortalizas de hojas verdes (como la espinaca) son ricos en este mineral.

VITAMINAS DEL GRUPO B

Dentro de este grupo, para evitar los dolores de cabeza, nos interesan especialmente las vitaminas B6 y B12. Estas vitaminas llevan la “b” de bueno porque son buenísimas para el sistema nervioso, y por ende, nos ayudarán con las cefaleas tensionales.

Cuando nuestro nivel de vitaminas del grupo B está en niveles óptimos nos vamos a sentir más relajados, menos tensos y menos irascibles. Nos ayudarán a tener más equilibrio, menos insomnio, y a evitar las cefaleas originadas por las posturas tensionales. También reducirán el cansancio visual, por ejemplo, si pasamos muchas horas delante del ordenador.

Una de las mejores fuentes de vitaminas de este grupo es la levadura de cerveza, la cual tiene excelentes resultados y su sabor no es desagradable. Se puede tomar con yogurt, sopa y mezclarla con otros tipos de comida. Las verduras de hoja verde y almendras también serán una gran opción para subir nuestros niveles de vitamina B, así como el pescado azul y el salvado de trigo.

Si deseas escuchar más consejos de salud, sintoniza VIDA FM, todos los martes, durante el programa “Entre Nosotros”, de 10 a 12hs.