NO ESCUCHES LAS PALABRAS NEGATIVAS

Cuando empiezas a hacer algo grande, puedes estar seguro de que aparecerán palabras negativas que intentarán hacerte desistir. Ellas te mostrarán problemas y dificultades, tratarán de infundirte miedo, hacerte dudar de tu fe y de Dios. No cedas a la presión, sino manténte firme de que vencerás. Tu testimonio glorificará al nombre de Jesús y aquellos que dudaron verán que realmente Él está contigo.