SEA DEPENDIENTE SOLO DE DIOS

No deposite su confianza en las personas o en las situaciones para recibir lo que necesita. Dependa solo de Dios y confíe únicamente en Él, cueste lo que cueste. Crea que Aquel que le prometió es fiel para cumplir. Al hacer esto Le demostrará a Dios que su fe está en Él y es verdadera. Entonces Él permanecerá a su lado en las luchas, y usted será un vencedor en todo.