Solo en Atocha, 236 familias se han beneficiado de la ayuda de alimentos de la Obra Social del Centro de Ayuda Cristiano en el mes de marzo.

Se ha cumplido un año desde que la pandemia empezó a golpear nuestro país y desde entonces las colas del hambre no han parado de crecer. El perfil de los solicitantes ha ido variando con el paso de los meses, uniéndose, muy a su pesar, personas que antes no necesitaban este tipo de ayudas, como trabajadores en ERTE que solo cobran 300 euros al mes, desempleados del sector hostelero o familias que han agotado sus ahorros.

Como viene siendo habitual, el Centro de Ayuda Cristiano organiza entregas de alimentos bisemanales para todos aquellos que lo solicitan previamente a través del número de teléfono reservado para tal fin.

El pasado mes de marzo, solo en la sede de la iglesia en Atocha, se abasteció a 236 familias con 2.920 kilos de comida, principalmente no perecedera, aunque los asistentes también pudieron llevarse fruta fresca.

Cuando todo va mal y falta lo más básico, los ánimos también decaen. Es por eso que en el Centro de Ayuda Cristiano también se vela por cuidar la salud emocional y espiritual de los necesitados. El objetivo de la Obra social es dar las herramientas necesarias para que las personas puedan emprender una nueva vida, plena e independiente, a través de una fe inteligente centrada en el Señor Jesús. Por eso, en cada una de las entregas se da un mensaje inspirado en la Biblia y también se ofrece consejería pastoral.

La mayoría de las personas que acudieron a las últimas entregas salieron satisfechas, pero no solo por haber recibido alimento, sino porque fueron recibidas con mucho cariño y porque el mensaje que escucharon les inyectó fuerzas y fe para seguir luchando. Doña María, de 69 años y con una salud delicada, expresó que su situación económica era precaria y que “las palabras del pastor le ayudaron mucho”.

Asael Castro, natural de Guatemala, aseguró que volvería al Centro de Ayuda Cristiano y que estaba “enormemente agradecido por la ayuda prestada”.

La próxima entrega de bolsas solidarias se realizará el sábado 24 de abril a las 11 de la mañana y se seguirá el mismo proceso de reserva por vía telefónica, llamando al 600400624