MANTENGA SU MENTE EN EL PRESENTE

«Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán.Basta a cada día su propio mal.» (Mateo 6:34).

No quede preso al pasado, ni mantenga su pensamiento allá en el futuro. Hacer eso solamente alimenta la tristeza y la ansiedad y debilita su fe. El pasado y el futuro no están en nuestras manos. Fije su atención en el presente, porque es donde usted está y es donde usted puede hacer algo. Siembre hoy lo que quiere cosechar mañana, pues el momento indicado es ahora.