Los niños que pasan más de una hora al día frente a las pantallas desarrollan problemas emocionales y de comportamiento. Esta fue la conclusión de un estudio que monitoreó el comportamiento de 699 niños durante cinco años.

La investigación fue encabezada por la científica Janette Niiranen, del Instituto Finlandés de Salud y Bienestar de Helsinki. Según los resultados obtenidos entre 2013 y 2017, el tiempo en que los niños de hasta cinco años de edad pasaron delante del televisor, ordenadores, teléfonos inteligentes y tabletas, aumentó más del 300%.

“Nuestros resultados demuestran que los niños de cinco años pasan mucho más tiempo en los medios digitales del recomendado por los profesionales”, revela Niiranen. “Aunque los patrones del uso de la media electrónica por niños y niñas no parezcan problemáticos cuando se considera únicamente el uso diario, en realidad presentan muchos riesgos a largo plazo”.

Niiranen apunta que, a los 18 meses de edad, los niños pasan, de media, 32 minutos al día viendo la televisión, sin embargo, el 25% pasa más de una hora delante de algún dispositivo electrónico. A los cinco años de edad, la media alcanza los 114 minutos diarios.

La suma de todo este tiempo invertido en las pantallas desde los primeros meses de vida hasta la edad escolar, eleva el riesgo de hiperactividad. Además, aumenta el riesgo de dificultades de atención y concentración, impulsividad y otros problemas emocionales y comportamentales.

Estos dispositivos están reduciendo el tiempo que los niños pasan leyendo, jugando e interactuando con la familia y otros niños, provocando no solo problemas en el comportamiento, sino también en el aprendizaje e incluso en la conexión con otros niños.

¡Es lo que ellos quieren!

Aunque cada vez son más los estudios que demuestran los efectos nocivos de la sobreexposición a las pantallas en los niños, el contenido destinado al público infantil va en aumento, ya sea en formato de películas, dibujos, juegos, música o videos.

En una de las reuniones de estudio bíblico del Centro de Ayuda Cristiano, el pastor explicó que una de las maneras que el mundo encuentra hoy en día para dominar el tiempo de las personas, es ofreciendo contenidos audiovisuales.

“Hoy en día tenemos jóvenes que pasan todo el día viendo videos, ya sea en Youtube, Tik Tok u otros canales. Debemos tener mucho cuidado con esto. La persona ve un video y después otro y otro. Las horas pasan y el día se consume con los videos. Videos que, la mayoría de las veces, no traen ningún tipo de provecho”. «Este contenido está diseñado por mentes que quieren atraer la mayor parte de nuestra atención y de nuestro tiempo,” decía el pastor.

El tiempo de los niños se debe destinar a cosas más productivas y saludables como juegos, aprendizajes, vida social con otros niños, etc. Por eso, los padres deben estar atentos y supervisar el tiempo que sus hijos permanecen delante de las pantallas, para que no se convierta en un perjuicio en el futuro.