HAGA UNA PRUEBA CON DIOS

“Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en Mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto dice el SEÑOR de los Ejércitos, si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde.” (Malaquías 3:10). 

Dios nos invita a probarlo. Si usted es fiel, tiene el derecho de ver esa promesa cumplida en su vida. No se quede quieto, esperando que la bendición caiga del cielo. Para colocar la Palabra a prueba, es necesario tener fe y actitud. Vaya a la lucha con la certeza de que Dios está con usted, y Él bendecirá sus pasos para que Su Palabra se cumpla.