Llegó el verano y con él las altas temperaturas, pero para muchos no ha sido época de disfrute, mucho menos de tomarse unas vacaciones. Aun así, cientos de personas han podido ganar la batalla al hambre que les acechaba.

En los meses de julio y agosto, solo en la sede nacional del Centro de Ayuda Cristiano, en Madrid, se han distribuido siete toneladas de alimentos a más de quinientas familias. En todo el país, esta cantidad se ha multiplicado por diez. Por eso, los voluntarios de la Obra Social no han parado de trabajar en esta época, aportando su granito de arena haciendo la Operación Kilo en supermercados, organizando los almacenes o atendiendo a las personas que vienen solicitando asistencia.

La Obra Social ayuda y hace seguimiento a miles de familias que han sido duramente golpeadas por la crisis económica. Afortunadamente, muchos que antes acudían a recibir esta ayuda solidaria, ya han logrado prescindir de ella, bien porque han salido del ERTE o porque han encontrado trabajo. Algunos, después de recibir, no solo la bolsa de alimentos, sino también la ayuda espiritual gratuita, han conseguido revertir la situación tras buscar en Dios la solución a sus problemas.

Pero, a pesar de que las cosas han mejorado para algunos, no ha sido así para la mayoría. Las circunstancias que rodean la vida de las personas que visitan la Obra Social todos los meses, son de lo más limitantes.

Algunos son inmigrantes que no han podido salir de la precariedad, otros son desempleados de larga duración, otros, desempleados “senior” con grandes dificultades para reinsertarse en el mercado laboral. Valentina, una señora que acudió a la última entrega, comentaba a los voluntarios que en su trabajo tenía que sufrir humillaciones y vejaciones para no perder el único sustento del que dependía toda su familia. Mariela, de Bolivia, vive con su marido y sus tres hijos en Madrid, pero tienen serios problemas para asumir los gastos de la vivienda y la comida. Todas estas personas tienen un gigante por superar y en el Centro de Ayuda Cristiano se les apoya en esta lucha.

La próxima entrega será el sábado 25 de septiembre, a las 11:30h y siguiendo, como viene siendo habitual, un protocolo de reserva a través del siguiente número de Whatsapp: 600 400 624, paso obligatorio para quien desee beneficiarse de este programa de alimentos.

LOS ÁNGELES DE LA NOCHE

La iniciativa que la Obra Social del Centro de Ayuda Cristiano lleva a cabo mensualmente bajo el lema de “los Ángeles de la noche”, tampoco se ha pospuesto en los meses de verano. Este proyecto, que tiene como objetivo brindar apoyo a las personas que viven en la calle y que cuenta con una veintena de voluntarios en Madrid, se realizó el pasado 5 de agosto, a partir de las 20hs, en las calles más céntricas de la ciudad.

Un total de 70 personas fueron alcanzadas en la última “expedición”, en la que han podido recibir algo de comida y bebida, además de un mensaje de ánimo y de fe, pues en el Centro de Ayuda Cristiano se cree que Dios es poderoso para cambiar el rumbo de la vida de cualquier persona, en cualquier estado, como está escrito: “El levanta del polvo al pobre, y al menesteroso alza del muladar” (Salmos 113:7).