A nadie le gusta hablar del suicidio. Sin duda, no es un tema agradable. Sin embargo, evitar hablar de ello no va a solucionar el problema. Por ello, el Fuerza Joven España – FJE (el grupo juvenil del Centro de Ayuda Cristiano) está saliendo a las calles con el Proyecto HELP, bajo el lema «No te juzgo, te ayudo». Este grupo de rescate, especializado en ayudar a jóvenes con depresión, deseos de suicidio y/o comportamientos autolesivos, organiza eventos, reuniones y charlas para concientizar a la población general de que existe otra salida para el dolor.

El pastor Fabio y su esposa Bruna lideran el FJE en todo el país y aseguran que la creación de este proyecto era algo urgente, dada la situación actual. «Si miramos las estadísticas, vemos que la tasa de suicidio juvenil en España está aumentando a pasos agigantados. Y aunque no disponemos de datos recientes, podemos deducir que el índice ha subido exponencialmente debido a la crisis sanitaria y a la incertidumbre generada por esta», apunta el pastor.

«Muchos jóvenes, para aliviar el dolor que cargan en su interior, ya que sea por un problema familiar, sentimental o de otro tipo, recurren a prácticas como el cutting, hasta que no pueden más e idealizan el suicidio como vía de escape a su dolor. Por eso, en el Centro de Ayuda Cristiano se invierten todos los medios humanos para prevenir estas tragedias. Sabemos que la solución al dolor jamás se encuentra en una actitud suicida», afirma Fabio.

Todos los voluntarios del FJE que forman parte del equipo de rescate del Proyecto Help experimentaron en carne propia pensamientos y comportamiento suicidas, así como otros problemas mentales como depresión, baja autoestima, ansiedad o ataques de pánico, pero gracias a la ayuda recibida a través del mismo proyecto, consiguieron darle la vuelta a la tortilla y hacerse más fuertes. «Hoy son jóvenes felices y realizados, que gozan de un buen estado de salud mental y emocional, y que se esfuerzan por tender una mano a estos jóvenes sufridos», añade.

Caminata para la Prevención del suicidio

El pasado 18 de septiembre, en conmemoración del Septiembre Amarillo, se realizó una caminata en favor de la prevención en la que se movilizaron 128 voluntarios en todo el país, repartidos en varias ciudades como Barcelona, Valencia, Murcia, Mallorca, Vigo o Pamplona, donde se realizaron sendas caminatas, siendo la de más envergadura la de Madrid, con salida desde la sede del Centro de Ayuda Cristiano en Paseo de Santa María de la Cabeza 12, y concluyendo en el parque de Madrid Río, donde se continuó con la labor de generar conciencia sobre la importancia de romper el silencio y buscar ayuda.

En esta caminata se portaron pancartas, se dieron folletos informativos a los transeúntes y se dejaron cartas con mensajes de ánimo y esperanza en bancos, puentes y parques.

Muchas personas, atraídas por la llamativa puesta en escena y el carácter alegre y abierto de los voluntarios, se animaron a interactuar con ellos, confesando, en algunos casos, que la idea de quitarse la vida estaba rondando sus mentes.

No te juzgo, te ayudo

Andrés, un joven de tan solo 14 años que caminaba cabizbajo por la calle, se deparó con el grupo de voluntarios y se interesó por el proyecto tras ver el lema de la pancarta. Estaba deprimido porque acababa de perder a su madre y planeaba su muerte.

Algunas personas también han llamado al teléfono de ayuda, el 91 539 26 18, tras encontrarse una de estas cartas, como Ana, que quiso agradecer el mensaje y confesar que se autolesionaba para aliviar su dolor interno. Cada vez que hay una llamada de auxilio, en el FJE se escucha y se ayuda, pero nunca se juzga.

Gracias a esta iniciativa, muchas personas están descubriendo que pueden aliviar su dolor interior buscando ayuda espiritual y recibiendo el apoyo de quien ya pasó por lo mismo.

Si tú o alguien que conoces se autolesiona o tiene pensamientos suicidas, dile que existe una solución, la cual NO es la muerte. Llámanos o envíanos un mensaje al WhatsApp 915 39 26 18 y te diremos cómo te podemos ayudar.