Alcoholismo 2018-11-15T08:32:50+00:00

El alcoholismo como conflicto

¿Tu manera de beber crea conflictos con tus familiares y amigos?

El alcohol es una sustancia psicoactiva cuyo principal componente es el alcohol etílico. Es un desinhibidor, por eso resulta placentera la sensación de euforia y relajación que proporciona su consumo, pero no hay que dejarse llevar por estas sensaciones momentáneas para estar alerta a los síntomas relacionados con un abuso del alcohol.

¿Dónde se encuentra el límite?

Para conocer cuál es la cantidad indicada para una persona sana, deberíamos tener en cuenta el género y la edad. Un hombre adulto sano podría consumir dos bebidas diarias, mientras que para la mujer adulta sana y personas mayores es aconsejable una sola bebida diaria. Sin embargo, los problemas con el alcohol no deberían únicamente relacionarse con la cantidad y la frecuencia, ya que en adultos mayores este dato no sería del todo fiable, pues a medida que pasan los años el cuerpo cambia, y con él la resistencia a estas sustancias. De esta manera, el efecto eufórico puede incrementarse con una menor cantidad. No obstante, cabe destacar que desde el Centro de Ayuda Cristiano no fomentamos el consumo de bebidas alcohólicas en bajas dosis, con más o menos moderación, sino que queremos mostrar los riesgos, los beneficios potencialmente no tan buenos, y ayudarte a replantearte una serie de cuestiones acerca de los problemas derivados del consumo de alcohol.

No eres la única persona que tiene problemas con el alcohol…

Estos son algunos de nuestros ejemplos de casos parecidos al tuyo

¿Cuándo podemos saber que tenemos un problema?

Es importante que entendamos que no todas las personas que beben a diario tiene un problema, ni que todas las personas con problemas de alcohol beben diariamente; pero sí es muy necesario estar alerta ante posibles signos como:

  • Consumir alcohol cuando se está solo o se busca hacerlo a escondidas.
  • Sentir que con unas copas todo irá mucho mejor, tanto para poder enfrentar situaciones sociales o como respuesta ante algún conflicto.
  • Discusiones o problemas familiares, multas por conducir en estado de embriaguez, problemas económicos, entre otros, por el consumo de alcohol.

Las consecuencias del alcohol son en muchos casos síntomas silenciosos que van sucediendo progresivamente con el tiempo y, su consumo frecuente daña el sistema nervioso central, causa dependencia y afecta a las personas de distintas formas. Desde el Centro de Ayuda Cristiano queremos transmitirte la importancia de la detección precoz del problema de adicción para ponernos, cuanto antes, ponernos en manos de profesionales de la salud física, mental y espiritual. El trabajo de todos juntos, te ayudará a enfrentar y superar cualquier problema de consumo de alcohol.

El alcoholismo es una enfermedad crónica que daña el organismo causada por un abuso compulsivo de bebidas alcohólicas debido a un deseo insaciable, pérdida de control, así como dependencia física y psicológica del alcohol. Tiene consecuencias muy dañinas para la salud y el entorno de la persona. Produce cambios orgánicos y altera la conciencia y la personalidad del consumidor. En algunos casos, estos cambios son tan radicales que es difícil comprender cómo una persona puede cambiar tanto.

En situaciones en las que el consumo de alcohol se mantiene durante un largo periodo de tiempo, y de manera frecuente, el cerebro se adapta tanto que para mantener algunas de sus funciones necesita de esa ingesta. Una vez que el cuerpo está muy acostumbrado a sentir los efectos del alcohol requiere de dosis más grandes para conseguir sentir el efecto de la primera vez, es decir, se genera la tolerancia al alcohol.

Existen muchos mitos acerca del consumo del alcohol, como las siguientes creencias que señalamos:

  • “El alcohol es un estimulante”.

Esto no es cierto, es un depresor. El efecto inicial mejora el estado de ánimo, pero luego inevitablemente conduce a la depresión.

  • El alcohol mejora el deseo y la actividad sexual”

Esto no es cierto, generalmente los alcohólicos presentan impotencia y/o ausencia de orgasmo, a pesar de la aparente sensación de excitación sexual que conlleva el consumo excesivo de alcohol.

Los síntomas indeseables que causa el alcoholismo y la abstinencia al alcohol son:

  • Temblores
  • Nerviosismo
  • Irritabilidad o Taquicardia, cuando deja de beber, lo cual es conocido por los profesionales como Síndrome de Abstinencia.
  • Confusión.
  • Vómitos.
  • Sudoración.
  • Convulsiones

Problemas asociados al Alcoholismo

El problema del consumo de alcohol conlleva otro tipo de problemas sociales como:

  • Violencia doméstica
  • Divorcio
  • Problemas económicos
  • Pérdida del empleo
  • Inconvenientes legales

Entre las consecuencias derivadas del alcoholismo también podemos nombrar las enfermedades vinculadas a este trastorno como:

  • Cirrosis hepática.
  • Degeneración del sistema nervioso central

La embriaguez no es más que locura voluntaria.

Factores de riesgo

Son algunos factores de riesgo los que influyen en las personas para que desarrollen una adicción al alcohol, a continuación destacamos los más relevantes:

La herencia

Numerosos estudios demuestran como las personas que han crecido con un familiar con problemas de alcohol son más vulnerables a desarrollar ellos mismo esta adicción u otras adicciones como la adicción a la marihuana. La presencia de ciertos genes aumentaría la predisposición a desarrollar conductas adictivas.

Los factores psicológicos

Factores predisponentes como las emociones negativas de ansiedad, tristeza, soledad, baja autoestima o ira favorecen el origen y el mantenimientos de conductas de consumo , ya que la persona utiliza el alcohol para huir de estas emociones.

Las personas obtienen una sensación de placer al consumir alcohol, en vez de sentir placer realizando actividades que le gustan o disfrutando de la compañía de amigos o familia. Las personas con problemas de alcohol emplean el consumo de alcohol con frecuencia para acompañar las emociones positivas como celebraciones, reuniones, salir con amigos…por lo que, el refuerzo de la conducta adictiva se vuelve más fuerte. Por otro lado, la tolerancia social ante el consumo excesivo de alcohol en las situaciones que hemos citado refuerza estos comportamientos inadecuados, convirtiéndose, a la larga, el “bebedor ocasional” en un “alcohólico”.

Las relaciones sociales y el consumo de alcohol

Los problemas relacionados con la pareja , la familia, económicos, o la presión de los amigos para beber…son, para algunas personas, factores que predisponen o mantienen conductas de dependencia de alcohol. Algunas personas, inician este tipo de patrón de consumo para enfrentar sus problemas de timidez, o falta de habilidades sociales al relacionarse con los demás.

Causas del abuso o adicción al alcohol

El comienzo de la dependencia del alcohol puede estar motivado por:

  • Problemas para hacer frente a los conflictos en las relaciones de pareja, familiares y/o sociales.
  • No saber gestionar el estrés.
  • Las influencias festivas o sociales del entorno.
  • Problemas o cambios imprevistos a nivel económico, social, laboral, etc.
  • Necesidad de evadirse y evitar los problemas.

Existen tres fases progresivas para dividir los problemas del alcohol, a partir de la segunda hablaríamos de enfermedad:

  1. Consumo de riesgo: El individuo consume habitualmente una cantidad de alcohol por encima de la media y comienza a poner en peligro su salud.
  2. Consumo dañino: El elevado consumo habitual genera en el individuo problemas de salud o sociales.
  3. Dependencia física: El individuo no puede interrumpir el consumo de alcohol sin que aparezcan síntomas de abstinencia como temblores, sudores, etc.

Tener problemas con el alcohol no solo repercute a nivel físico y psicológico, sino que existe un deterioro en el ámbito familiar, de pareja y social.

Consecuencias del consumo excesivo de alcohol

Son muchas las repercusiones negativas que conlleva los efectos del consumo de alcohol a largo plazo en una persona. A continuación nombramos los mas importantes:

Repercusiones físicas:

  • Enfermedades del corazón
  • Degeneración cerebral
  • Cirrosis hepática
  • Pancreatitis
  • Impotencia

Repercusiones psicológicas:

  • Disfunción eréctil
  • Problemas de concentración
  • Pérdida de memoria
  • Pérdida del apetito
  • Cambios emocionales
  • Cambios conductuales
  • Depresión
  • Insomnio
  • Problemas relacionales
  • Posible pérdida de seres queridos y del trabajo
  • Violencia

Es necesario prevenir el alcoholismo y advertir a los mas jóvenes de su consumo. Es importantísimo el apoyo familiar y concienciar acerca de los graves problemas que conlleva.

Si estas abusando del alcohol es porque tienes los ojos tapados. No estas viendo todas las posibilidades que la vida te ofrece sin él

¿Cómo puedo saber si tengo problemas con el alcohol?

Si te preocupa tu consumo de alcohol y tienes dudas acerca de cómo saber si es un problema, nosotros te ayudamos. A continuación te vamos a presentar cuatro preguntas que nos gustaría que respondieras.

Son cuatro puntos correspondientes a cuestionarios profesionales que miden el abuso y la dependencia de alcohol. Diversos estudios sugieren que estos cuatro ítems tienen las mismas propiedades y consistencia que todo un cuestionario.

La interpretación de tus respuestas, dependerá del número de afirmaciones. En general, cada pregunta mide unas consideraciones físicas, sociales y psicológicas distintas, podríamos considerar que conforme avancemos en nuestras afirmaciones, mayor seria nuestra dependencia o problema con el alcohol. Recuerda que es solo una forma subjetiva de valorar nuestro consumo de alcohol, que puede ayudarte a buscar ayuda o apoyarte en un centro como el nuestro para poder asesorarte.

Preguntas

  • ¿Has sentido alguna vez que deberías beber menos?
  • ¿Te ha molestado que la gente te critique por tu forma de beber?
  • ¿Alguna vez te has sentido mal o culpable por tu forma de beber?
  • ¿Alguna vez has necesitado beber por la mañana para calmar los nervios o eliminar molestias por haber bebido la noche anterior?

Interpretación

Los niveles de afirmación a las cuestiones que te planteamos son:

  • 0-1 Bebedor social
  • 2 Consumo de riesgo.
  • 3 Consumo perjudicial
  • 4 Dependencia alcohólica

Señales de alerta de la adicción al alcohol

Para que puedas completar las respuestas de autoevaluación, te animamos a leer la siguiente lista de signos y síntomas que te podrían alertar de la aparición de la adicción a las bebidas alcohólicas. Debes saber que son orientativas y no cubren exactamente todas las dimensiones del alcoholismo, pero nos pueden ayudar a prevenir y actuar rápidamente ante situaciones de riesgo.

Iniciar el consumo sin motivo real

Las personas con problemas con el alcohol justifican cualquier momento para encontrar la posibilidad de beber. Tener un evento concreto, sería para una persona con problemas de dependencia una oportunidad para “extender” la excusa socialmente aceptada para encubrir también los momentos de ese día en los que realmente no hay ningún motivo social para consumir alcohol.

Se comienza a considerar que bebidas de “baja graduación” no son bebidas alcohólicas reales.

Para la persona alcohólica se hace el consumo de alcohol tan cotidiano que le es muy extraño beber algo que no contenga alcohol. Por lo que, la inmensa mayoría de personas con este problema de salud comienzan a considerar como “sin alcohol” aquellas con baja graduación como puede ser la cerveza. Por consiguiente, tienen una excusa para consumir más.

En momentos sociales, siempre con un vaso en la mano

En cualquier contexto social, se suele ver a la persona con un vaso en la mano. Si hay botellas a la vista y existe un momento breve en el que no se pueda beber, se produce malestar y nerviosismo.

El alcohol te aleja de lo grande que puedes llegar a ser y del gran camino que te queda por recorrer

Revisa las reservas de bebida

Emplear cierto tiempo en tener controlada la despensa, para asegurarse de que quedan botellas de sobra y que no sufrirá al encontrarse sin alcohol.

Al entrar en la habitación de un hotel, revisa el mini-bar

Al entrar en la habitación de un hotel siente la necesidad de saber si tiene mini-bar. No le llama la atención nada más, solo la confirmación de alcohol en la habitación.

Encontrar excusas que permita “restar botellas”

Suelen buscar excusas para creer que no se tiene un problema bebiendo y seguir manteniendo una buena imagen de uno mismo.

Beber muy rápido

Este  es un síntoma que destaca y que alerta de la adicción al alcohol, y suele apreciarse en momentos sociales como reuniones, fiestas, etc. Las personas con un problema de alcohol tienden a beber más rápido que el resto, ya que los demás suelen dar sorbos como “acompañamiento” al contexto social, y no como si fuese el objetivo o la tarea principal de la reunión.

Se pierde el contacto con amigos que no beben

Las personas con adicción al alcohol organizan su vida en torno al alcohol, de manera que el contacto con personas que no beben en reuniones o eventos se irá deteriorando.

Mensajes para personas con problemas con el alcohol

·         Lo primero es conocer y aceptar que el alcoholismo es una enfermedad.

·         El gasto de bebidas alcohólicas en muchas ocasiones disminuye la disponibilidad de dinero para comprar alimentos  para tus hijos u otras necesidades importantes.

·         Deja que tu familia y la comunidad puedan ayudarte con tu salud.

·         Si has dejado de beber y lo vuelves a hacer, no lo tomes como un fracaso y vuelve a insistir.

·         Que los demás comprendan que tienes una enfermedad es importante para que te ayuden a recuperarte.

·         No caigas en auto compadecerte.

·         Huye del resentimiento, la irritación y el amor propio lastimado.

·         Únete a tu familia en todo para recuperarte.

·         Piensa en otras personas que están como tú y muéstrales tu ayuda.

Mensajes para la familia de una persona con problemas de alcoholismo

  • Es necesario que recuerdes que el alcoholismo es una enfermedad, no un vicio. Tu familiar necesita tu ayuda, está enfermo.
  • Si deseas ayudarlo, tendrás que armarte de paciencia.
  • Evita las discusiones sobre el tema. Insiste en decirle que solo deseas que su salud se recupere.
  • No hables del tema cuando se encuentre en estado de embriaguez.
  • Aprovecha los momentos en que se encuentre sin los efectos del alcohol para contarle como actúa cuando lo está, pues muchas veces no tienen una visión objetiva de lo que ocurre.
  • Consúltale cómo puedes ayudarle más.
  • Hazle saber que crees en el esfuerzo que hace para recuperarse.
  • La mejor herramienta que tienes es el cariño.
  • Recuerda que necesitará tiempo.
  • Motiva su presencia en la comunidad.
  • Potencia y estimula el desarrollo de sus actividades favoritas, así como ocupar el tiempo libre de manera saludable y productiva.
  • Motiva la práctica de juegos de mesa, con la familia o la comunidad.

¿Qué puede hacer el centro de ayuda por mi?

El Centro de Ayuda Cristiano es un centro cuyo único objetivo es ayudar a todas las personas que lo necesiten. Siempre existe una salida y nosotros te la enseñaremos, solo tienes que tener fe. Nosotros creemos que siempre hay una solución para los problemas y que nunca es demasiado tarde para darle la vuelta a la tortilla y empezar una nueva vida. Te invitamos a visitarnos para atender de manera particular y confidencial tus necesidades, creemos que podemos ayudarte, como lo hemos hecho con tantos casos.

Desde el Centro de Ayuda Cristiano creemos que los problemas de adicción se pueden superar con apoyo y ayuda espiritual. Detrás de la adicción, además de la dependencia física, también hay un factor espiritual, por lo que, a través de nuestras reuniones, podrás encontrar la ayuda, la dirección y sobre todo las herramientas para recuperar el control de tu vida y superar la adicción. Con principios cristianos que respetan la individualidad de la persona y su libertad, en nuestras reuniones aprenderás a fortalecerte espiritualmente y de forma emocional, porque todos creemos que, si la fe puede mover montañas, mucho más podrá restaurar la vida de una persona que aprenda a usarla. No dudes en ponerte en contacto con nosotros ahora mismo o en visitarnos en el Centro de Ayuda Cristiano.