121 personas regalaron gotas de vida

Las campañas de donación de sangre dan cobertura a nuestro sistema sanitario para que pueda llevar a cabo intervenciones quirúrgicas, transplantes y diversos tratamientos oncológicos. De media, las transfusiones saga la vida de 80 personas y mejoran la salud de 375 pacientes en nuestro país cada día.

Donar sangre es algo gratuito, prácticamente indoloro y realmente rápido. Los únicos requisitos que debe cumplir el donante es tener un buen estado general de salid, tener de entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y haber ingerido alimentos previamente.

El pasado domingo 25 de abril, el Centro de Ayuda Cristiano en colaboración con la Cruz Roja, ha realizado una campaña de donación de sangre, como viene siendo habitual desde hace quince años, en sus instalaciones de Santa María de la Cabeza número 12, en el centro de la capital.

Como cada donación puede ayudar a salvar tres vidas, se podría afirmar que 363 personas se beneficiarán en los próximos días de la sangre recolectada en esta campaña, un dato que indudablemente incentiva al Centro de Ayuda Cristiano a seguir organizando más campañas y concientizando a toda la población a realizar este gesto generoso y altruista.

La  mayoría de los donantes era jóvenes de entre 20 y 40 años y en menos proporción personas de entre 41 a 60 años. Julian Mancheño, coordinador de la actividad, ha denotado un aumento en el número de donantes respecto a campañas anteriores, como él mismo declaró: «fue muy positivo. Hemos notado que las personas son más conscientes de la necesidad de donar sangre y vamos a seguir trabajando para que más personas se unan a esta causa.»

Esta mayor concientización se reflejaba en los comentarios de muchos jóvenes que se dispusieron a donar sangre, como José, de 24 años, que decía sentirse muy satisfecho por poder ayudar con algo tan sencillo: «No encuentro otra forma más fácil de transformar un ratito en toda una vida», decía sonriente. O como Rocío, otra joven donante que decía: «Hoy no, pero quizás un día me haga falta a mí. Es un gesto de amor desinteresado». Fabio, a su vez, quiso agradecer al Centro de Ayuda Cristiano por promover la donación y aseguraba que «la gran alegría de saber que estoy ayudando a salvar tres vidas, compensa el insignificante pinchazo de la guja».

Esta donación se volverá a realizar en unos meses, donde se espera superar el número de donantes de cara al verano, que es la época en la que más se necesita.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?