2023 ¿puede ser diferente? ¿cómo?

¿Quién no desea tener una vida diferente? La pregunta puede hasta parecer irónica, pero, delante de tantos finales de años en los cuáles millones de personas planifican un cambio de vida y no sucede nada, es importante saber donde está el error. La realidad es que no es necesario cambiar de año para que tu vida cambie, pero estas épocas nos llevan a esa reflexión y sentimos hasta una «presión» de abandonar lo «viejo» por lo «nuevo». El 2023 está comenzando y con el vienen las incertidumbres, prueba en colocar en práctica actitudes que talvez nunca antes hayas tomado.

DE CORAZÓN LIMPIO

Todo lo que exteriorizamos, comenzó en nuestro interior. Prueba de eso es que la ciencia ya consiguió vincular los estados emocionales a las enfermedades físicas. Por eso, limpia tu corazón de los resentimientos, de la venganza y del odio. De esta forma, estarás preparando tu interior para que la diferencia que tanto deseas, suceda.

Otra actitud que debes tomar es hacer las paces con el pasado. Las pérdidas generan en la mente un ciclo de repetición del cual ella cree que es incapaz de salir. Y es eso que la actitud de abandonar el pasado permite, un cambio de mente, que causará el cambio de vida.

«¡CORTA!»

En su Palabra, Dios nos orienta a que seamos radicales con aquello que nos perjudica en hacer lo que está correcto y no shace mal. Es decir, muchas veces es necesario que cortemos hábitos, costumbres, manías, amistades, pensamientos, comportamientos de nuestra vida y día a día, con el fin de que alcancemos nuestros objetivos, tengamos paz, éxito y sobre todo, la Salvación. Si necesitamos y queremos un cambio positivo, necesitamos deshacernos de todo lo que lo impide.

«GPS ESPIRITUAL»

Prioriza el Bautismo con el Espíritu Santo. El ser humano necesita entender que el Espíritu Santo no es una opción, pues lo necesitamos, no podemos vivir sin y depender de Él. Sin el bautismo con el Espíritu Santo no tenemos garantía de nada. El Único que nos puede ayudar en las luchas es el Espíritu Santo, por medio de la Palabra de Dios. Lo necesitamos por una cuestión de supervivencia espiritual. En realidad, una nueva vida comienza apartir de este momento, pues la verdadera transformación solo es posible en Dios.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La soledad duele

Muchos, con seguridad, prefieren el dolor físico, que puede ser identificado por la medicina y para el cual existe algún tipo de tratamiento profiláctico, que

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?