20º Consejo para Blindar tu Fe

SI DIOS ES SU PADRE, ¡ESCÚCHELO!

“El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois
de Dios.”
(Juan 8:47).

Escuchar la Palabra es diferente a oírla. Para escuchar solo es necesario tener audición, para oírla es necesario creer y obedecer. Al hablar con el pueblo, Jesús dejó claro que para ser considerado hijo de Dios (y ser salvo), es necesario oír la Palabra.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?