Bandas Latinas

Madrid, 23 de octubre 2021.- Días después de que el 2º Observatorio de Bandas Latinas en la Comunidad de Madrid denunciase el crecimiento de estas bandas latinas, el Centro de Ayuda Cristiano ha reunido a más de 240 personas para explicar la ayuda que ofrecen a los jóvenes que quieren huir de esta espiral de violencia.

La reunión, celebrada esta mañana en la sede de Atocha, permitió a 5 exmiembros de diversos clanes latinos revelar su conflictivo pasado para mostrar a los padres y jóvenes que asistieron al acto los peligros existentes en las bandas. El coloquio fue coordinado por el pastor evangélico Alberto Díaz, del Centro de Ayuda Cristiano y contó con el testimonio de dos ex Latin King, una antigua miembro de los Trinitarios junto a otro miembro de la banda y el de un asociado de los Ñetas.

“La prevención es primordial, si vemos señales de que nuestro hijo se acerca a alguna de estas bandas, hay que actuar. La labor de los padres es primordial en estas situaciones”, destacó el pastor en su intervención.

Las bandas latinas se nutren de jóvenes con ganas de fama o con problemas personales que desean salir de su casa para “sentirse valorados”. En esta línea, un exmiembro de los Latin King narró su historia: “Me acerqué a la banda porque tenía un vacío interior. Sin darme cuenta, me vi envuelto en reyertas continuas y yo mismo iba armado con cuchillos jamoneros, armas de fuego, puños americanos, etc. Pronto abandoné los estudios y los Ñetas estuvieron a punto de matarme en el metro. Yo no quería esa vida”.

Otro testimonio impactante fue el de uno de los ex Trinitarios, que tuvo que comprar su libertad para salir de la banda: “Tuve que pagar mi libertad con miles de euros. Todo lo que ganaba en el trabajo se iba en la cuota durante 3 años. Pensé hasta en atracar en un banco pero conseguí pagar todo de forma honrada”.

El testimonio de la joven reveló como entró en los Trinitarios a los 14 años de edad y fue pareja de uno de los jefes, para después quedarse embarazada y abortar en su domicilio después de que el chico se desentendiera de ella, incluyendo varios intentos de suicidio. El último joven que intervino fue un “rey” de los Latin Kings que llegó a tener a 32 chicos a su cargo y narró su paso por cinco prisiones y cómo se dejó arrastrar por este camino extremadamente violento.

También asistieron a la charla numerosos padres, que viven con angustia el comportamiento de alguno de sus hijos y que pidieron orientación para saber cómo han de abordar esta compleja situación.

“A través del deporte conseguimos que los jóvenes extraigan toda su adrenalina sin que hagan daño a nadie”, explica el pastor Alberto Diaz. Cientos de jóvenes encuentran apoyo y asistencia en esta organización cuando se encuentran desesperados y quieren huir de este estilo de vida.

Todos los ponentes coinciden en una cosa: Centro de Ayuda Cristiano y Fuerza Joven les permitió reorientar su vida y salvarse a si mismos y a su familia. Una de las principales muestras de este cambio es el hecho de que en la misma mesa estuviesen sentados ex miembros de bandas que antaño se habrían matado entre ellas y que ahora se abrazan como amigos. Hay vida más allá de las bandas y, con apoyo, es posible salir y redirigir la vida.

Sobre el Centro de Ayuda Cristiano

El Centro de Ayuda Cristiano es una iglesia evangélica constituida en España en 1993. En la actualidad congrega a unas 4.000 personas, la inmensa mayoría de ellas de origen latinoamericano.