38º Consejo para Blindar tu Fe

DEJA QUE DIOS CUIDE DE TUS INTERESES

Cuida de los intereses de Dios y Dios cuidará de los tuyos. Cuando existe un problema de orden legal para resolver, descansa al entregar la causa en las manos de un abogado bueno y de confianza. Entonces, ¿por qué no estar aún más tranquilo al confiarle tus peticiones a Dios? Está escrito que el Señor Jesús es nuestro abogado (1 Juan 2:1) y que con Él vencemos todo (Romanos 8:37). Preocúpate por obedecer a Dios, cuidando aquello que es importante para Él y no solo tendrás a su lado al mejor Abogado, sino que al propio Juez.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?