Ayudando a los que más necesitan

Todos los lunes, una decena de voluntarios de la Obra Social del Centro de Ayuda Cristiano, junto con uno o varios pastores, se dirigen a la Plaza Elíptica de Madrid a primera hora de la mañana. Su misión es dar un mensaje de ánimo a más de un centenar de personas que se agolpan en este lugar, esperando a que alguien les ofrezca unas horas de trabajo. Esta escena, que se viene repitiendo en esta plaza desde hace más de una década, se ha agravado durante y después de la pandemia, “porque el trabajo escasea y cada vez es más precario”.

Los voluntarios les ofrecen un desayuno con café caliente y algo para comer. Después, se les invita a recibir una oración en grupo para pedirle a Dios que bendiga su día y provea para ellos “el pan nuestro de cada día”. Muchas personas ya tienen esta oración de lunes como un hábito que le ha abierto algunas puertas.

También se pone a disposición de los interesados información sobre otros proyectos sociales que ofrece el Centro de Ayuda Cristiano, tales como información sobre ofertas de empleo o entrega de alimentos.

A través de esta acción, varias personas han podido salir de la precariedad y tener una vida económica más estable, cuando comprendieron que usando la fe podían provocar los cambios que necesitan en todas las áreas de su vida.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La soledad duele

Muchos, con seguridad, prefieren el dolor físico, que puede ser identificado por la medicina y para el cual existe algún tipo de tratamiento profiláctico, que

Leer »

1 comentario en “Ayudando a los que más necesitan”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?