Cómo encontrar la pieza que te falta

Durante uno de sus programas, el obispo del Centro de Ayuda Cristiano explicó que las personas, por lo general, pasan toda su vida deseando algo o alguien que supla su vacío interior. Sin embargo, en cuanto consiguen su objetivo anhelado, se dan cuenta de que su vacío permanece ahí.

“En muchos sentidos, la vida es un puzle. Hasta que no complete todas las partes y todo se encaje, estará permanentemente insatisfecho y buscando la pieza que falta. Y si lo piensa bien, lo ha estado haciendo desde que era niño o niña. Desde la infancia, las personas empiezan a tener conciencia del mundo que les rodea, ven a la familia y a otros niños y empiezan a desear cosas”, comentó el obispo.

A medida que crecemos y nos hacemos mayores, descubrimos que después de conquistar aquello que deseamos, ese algo (o alguien) ya no encaja en nuestra vida. Es la ilusión de que nos sentiremos completos con aquello. Esto es lo mismo que siente alguien cuando consigue terminar un puzle.

“La única pieza del ‘puzle’ que puede encajar a la perfección es el Espíritu de Dios”, puntualizó el obispo. Como está escrito: “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él”

(Juan 7:37-39)

¿Qué hacer?

“Debe aceptar, primeramente, que Lo necesita. Porque mientras siga diciendo “no” a Dios, lo que usted está diciendo en realidad es: ‘Yo no quiero que seas Tú quien me complete, porque si el Señor entra en mí, yo voy a tener que dejar otras cosas que me gustan. Voy a tener que cambiar cosas de mi vida. Por eso, yo no quiero que seas Tú la pieza que me falta’. Y mientras no le diga ‘sí’ a Dios y a Su Espíritu, nunca conseguirá completar el puzle. Nunca se sentirá completo”, evaluó el obispo.

Por lo tanto, busque la presencia de Dios mientras hay tiempo. De lo contrario, solo se topará con frustraciones, ilusiones, desesperanza y experiencias negativas durante toda su vida.

La de los domingos a las 10 de la mañana es una reunión clave para encontrar lo que tanto busca. Además, el día 1 de mayo será el Día del Espíritu Santo, en el que buscaremos la presencia de Dios de manera intensa y, por la fe, todos los presentes podrán cambiar de vida. Usted está cordialmente invitado. Acuda al Centro de Ayuda Cristiano más cercano y siéntase completo.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?