Frecuentar las reuniones de miembros

No cabe la menor duda que las personas, al convertirse a Cristo, necesitan de un mayor conocimiento bíblico para madurar espiritualmente y poder continuar en el camino cristiano. Las reuniones de la iglesia, donde los miembros se reúnen para alabar a Dios y aprender de su Palabra, son las verdaderas aguas de refrigerio para el cristiano sediento.

Cada día se habla de un tema diferente, con el objetivo de edificar al cristiano sincero y darle las armas necesarias para pelear la buena batalla de la fe, luchar por preservar su salvación a cada día, y salir victorioso ante las guerras espirituales. Como está escrito:

“Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo. Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo.” Efesios 6:10-13

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?