Logo/Centro de Ayuda Crisitiano

Fuerzas ocultas ¿Existen?

Necesitas saber la verdad

Creas o no, las fuerzas ocultas existen y su único objetivo es hacer daño a las personas. Hay gente que con solo escuchar hablar de ello se le ponen los pelos de punta, evitan hablar del tema y tratan de pensar en otra cosa. Piensan que, si lo ignoran, no sufrirán sus efectos. Nada más lejos de la realidad.

EL CONOCIMIENTO ES PODER

La verdad es que ignorar el tema no te hace inmune a la acción de las fuerzas ocultas, y que no creas en ellas tampoco hace que estas dejen de existir. De hecho, hacer que las personas piensen que se trata de leyendas o fruto de la autosugestión de mentes débiles y desinformadas, es la mejor de sus estrategias.

Y no es que queramos que vivas con miedo a las fuerzas ocultas. ¡Al contrario! Lo que queremos es que conozcas la verdad, ya que solo así podrás ser libre. Pues, ¿cómo podrás vencer a un enemigo que no conoces o que sencillamente no crees que existe?

LAS VÍCTIMAS

Cualquier ser humano, ya sea “buena o mala persona” puede ser víctima de la acción de una o varias fuerzas ocultas. Hay cosas que atraen la actividad de las fuerzas ocultas a nuestra vida, como involucrarse con el ocultismo o la práctica del pecado, pero en sí, la falta de una relación estrecha con Dios es suficiente para que el mal pueda infligir un daño en una o varias áreas.

SEÑALES DE LA ACCIÓN DEL MAL

Las señales reales nada tienen que ver con las producciones de Hollywood que, dicho sea de paso, han distorsionado la visión que muchos tienen del mundo espiritual. Existen múltiples señales que evidencian la existencia de un mal espiritual pero las más comunes, como podrás ver en esta revista, son las adicciones, la pobreza extrema, los tormentos espirituales, los problemas familiares y sentimentales recurrentes, la depresión, el suicidio, el ocultismo o las maldiciones.

TERRENO Y ARMAS ESPIRITUALES

Además de ser conscientes de que existe un mal espiritual, debemos saber cómo vencerlo, y solo hay una forma: con armas espirituales. Solo si llevamos nuestro problema al terreno espiritual y lo encaramos con armas espirituales, como son la fe, la Palabra de Dios y el nombre de Jesús, lo podremos solucionar.

Por eso, si estabas pensando que tu problema no tenía solución, estabas equivocado. Lee los testimonios a continuación. Así como ellos cambiaron de vida, tú también puedes hacerlo si luchas en contra de la fuerza oculta que se esconde detrás de tus problemas.

Viví atormentada durante años”

“Tenía pesadillas horribles que me aterrorizaban todas las noches, pero con el tiempo el tormento pasó a ser también durante el día. Empecé a sentir presencias extrañas a mi alrededor y escuchaba voces. Además, siempre estaba enfadada, con rabia y guardaba mucho rencor. Al principio me refugiaba en el alcohol, pero cuando me hablaron de la iglesia, decidí probar. Con las oraciones de liberación me fui sintiendo mejor poco a poco. Perseveré, hasta que las pesadillas y los tormentos desaparecieron por completo. Ahora soy libre de toda la opresión y tengo paz interior.”

Gisela Acevedo​

“Los traumas casi me destruyen.”

“Tenía deseos de suicidio. Quería desaparecer, dejar de sufrir. Mi padrastro me había violado de pequeña y no conseguía superarlo, estaba cansada de fracasar en el amor y no me sentía capaz de atender a mi hija. En el Centro de Ayuda Crist iano me orientaron a hacer una cadena de viernes para luchar contra los males espirituales y por primera vez empecé a tener equilibrio interior. Algo en mi interior se iluminó. Pero cuando recibí el Espíritu Santo descubrí la verdadera vida. ¡Es la mayor felicidad que uno puede tener!”

Gledys Roque

“Era controladora, celosa y explosiva”

“Le hacía la vida imposible a mi marido. Me desataba con él. Por cualquier cosa lo humillaba y lo insultaba. Era muy problemática y causaba conflictos allá donde iba. Amaba a mi marido, pero era un amor enfermizo porque tenía muchas carencias. Gracias a Dios sané mi interior en el Centro de Ayuda Cristiano a través de las oraciones de liberación y de la práctica de Su palabra. El Espíritu Santo me transformó a mí y mi matrimonio. ¡Ahora es una bendición y todos se han asombrado de nuestro cambio!”

Carmen Soto y Vicente

Los relatos que acabas de leer son solo algunos ejemplos de lo que significa ser libre espiritualmente. La situación de las personas cambia radicalmente cuando se destruye la fuerza oculta que provoca el problema o el sufrimiento. ¡Tú también puedes ser feliz si abres los ojos a esta realidad!

Todos los viernes tienes la oportunidad de luchar por tu liberación espiritual en cualquiera de las iglesias del Centro de Ayuda Cristiano. Además, puedes escoger el horario que te resulte más conveniente: 10hs, 16hs y, principalmente, 20hs. 

¿A qué no sabías que tu felicidad estaba tan cerca?

«Porque donde está el Espíritu del Señor, hay libertad» (2 Corintios 3:17)

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Procrastinación

¿Y si el “más tarde” se convierte en “nunca”? “Luego lo hago”; “el lunes empiezo”; “mañana llamo”; “el próximo mes lo resuelvo”. ¿Te resulta familiar?

Leer »

El poder de las palabras

LAS PALABRAS REFLEJAN QUIEN ERES ¡Y TIENEN MÁS PODER DE LO QUE TE IMAGINAS!   El ser humano se expresa habitualmente a través de las palabras, ya

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *