Godllywood Autoayuda: ¿Cómo ser agradable?

El sábado 3 de septiembre, más de mil mujeres en toda España descubrieron cómo ser agradable. Una virtud que ha sido erróneamente considerada como “señal de debilidad”. En este evento, las mujeres aprendieron que la capacidad de ser agradable depende directamente de la mansedumbre, un fruto del Espíritu Santo.

“La sociedad relaciona la mansedumbre con debilidad, y es totalmente lo contrario. La persona mansa es muy fuerte”, afirmaba Doña Tania Rubim nada más empezar la reunión. Y es que la sociedad ha potenciado la creencia de que, para ser una “mujer empoderada”, una se debe mostrar arrogante, soberbia u orgullosa.

En cambio, el Señor Jesús enseña que la mujer fuerte debe ser agradable o mansa, por ello, se enumeraron las características del carácter de una mujer con esta cualidad: “La mujer mansa es constante, se comporta igual en todos los lugares; es comprensiva con los demás, sabe escuchar y es humilde, así como Dios es humilde, pues acepta vivir dentro de nosotras”, explicaba Doña Tania.

Pero este fruto solo se puede reflejar naturalmente, sin hacer esfuerzos incómodos o sobrenaturales, cuando la persona tiene el Espíritu Santo. Por eso, todas las mujeres tuvieron la oportunidad de buscar la presencia de Dios y de ser transformadas en personas mansas desde el interior.

“Venid a mí, todos los que estáis cansadosy cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas.” (Mateo 11:28).

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

‘TÚ PUEDES’ SACUDE MADRID

El esperadísimo evento llegó y no decepcionó. Las más de mil personas que se reunieron en Atocha, y todos aquellos que participaron por videoconferencia desde

Leer »

Domingo de las Almas Preciosas

El domingo 18 de septiembre, miles de personas en toda España, repartidas en las 40 iglesias del Centro de Ayuda Cristiano, descubrieron su propio valor

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?