Logo/Centro de Ayuda Crisitiano

La Hora del Milagro transforma vidas en Pueblo Nuevo

El obispo Joaquim sigue visitando las iglesias del Centro de Ayuda Cristiano para realizar la Hora del Milagro, una reunión que ya ha sido realizada en ciudades como Palma de Mallorca, Sevilla, Málaga, Canarias o Pamplona. Esta vez le ha tocado al distrito de Ciudad Lineal, en Madrid, donde se ubica la iglesia de Pueblo Nuevo, en la calle Elfo 158.

Aproximadamente 250 personas, 50 por primera vez, llenaron el aforo de la iglesia. La respuesta de la gente del barrio fue tan positiva, que se tuvo que improvisar una extensión del salón para que todas las personas pudieran participar.

La reunión comenzó con oraciones fuertes por los problemas de los asistentes. Tras la oración por la sanidad, varias personas testificaron que habían dejado de sentir dolor. El caso más sorprendente fue el de una señora que aseguró que el bulto que tenía en su abdomen desapareció completamente después de la imposición de manos.

El obispo también tenía un mensaje especial preparado para todas aquellas personas. Y es que Jesús dijo algo muy importante: Él, y solo Él es la luz del mundo y quien le sigue jamás andará en tinieblas (Juan 8:12).

Quien sigue a Jesús, nunca tropieza ni se pierde. Sabe de donde viene y a donde va. Pero para tener esta luz, uno tiene que abandonar la carga del pecado y la vieja vida y llenarse del Espíritu Santo.

Todos en este día tuvieron la oportunidad de recibir una nueva vida por la fe.

Permanece atento porque la Hora del Milagro llegará también a otras ciudades con el poder de Dios.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Procrastinación

¿Y si el “más tarde” se convierte en “nunca”? “Luego lo hago”; “el lunes empiezo”; “mañana llamo”; “el próximo mes lo resuelvo”. ¿Te resulta familiar?

Leer »

El poder de las palabras

LAS PALABRAS REFLEJAN QUIEN ERES ¡Y TIENEN MÁS PODER DE LO QUE TE IMAGINAS!   El ser humano se expresa habitualmente a través de las palabras, ya

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *