La infidelidad y sus causas

Un famoso portal de citas asegura que España es el país europeo más infiel de Europa; y Madrid, la ciudad más infiel. Pero la infidelidad no es solo un tema de hombres, el 30% de las mujeres españolas ha sido infiel a su pareja.

La infidelidad suele ser el resultado de una mala gestión de los problemas que pueden surgir en cualquier relación. Según los expertos, la infidelidad se va gestando mucho antes de que uno de los dos decida ser infiel. Entre algunas de las posibles causas se encuentran: comunicación deficiente, rutina aburrida, mal humor, resentimiento, lucha de poderes, hábitos dañinos o falta de tiempo de calidad en la pareja, por citar algunos ejemplos.

La persona que concibe la infidelidad, normalmente siente que no recibe la satisfacción que él o ella espera de su pareja, y que la relación le está haciendo perder algo, por lo que ve la infidelidad como una oportunidad de compensación.

Para superar la tentación de cometer una infidelidad se aconseja entender que en la infidelidad no hay ninguna ganancia, sino solo pérdidas, empezando por lo personal, pues dejamos de considerarnos dignos de confianza, sin mencionar las demás pérdidas que se suceden.

La primera reacción de la mayoría después de descubrir la infidelidad de su pareja, es terminar con la relación; pues les cuesta imaginar que pueden volver a tener una relación normal después de tal violación de confianza. El resentimiento aparece, y el único antídoto en contra de esto es el perdón, algo que solo algunas personas consiguen realizar de corazón. Sin embargo, aunque no sea fácil, reconstruir la relación y recuperar la confianza es posible si se busca la ayuda espiritual adecuada.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?