La Maleta

Un hombre murió repentinamente.
Cuando se dio cuenta de que había fallecido, vio que se acercaba Dios, y que llevaba consigo una maleta.

Dios le dijo:
—Hijo es hora de irnos.

El hombre asombrado contestó:
—¿Tan pronto? Pero… ¡No puede ser! ¡Aún tenía muchos planes!

— Lo siento mucho, pero ha llegado el momento de tu partida.

—¿Qué traes en esa maleta?— Preguntó el hombre.

—Tus pertenencias—, le respondió Dios.

– ¿Mis pertenencias? ¿Traes todas mis cosas? ¿Mi ropa y mi dinero?

Dios le respondió:
—Eso nunca te perteneció, eran de la tierra.

—¿Traes mis recuerdos?
— Esos nunca te pertenecieron, eran del tiempo.

—¿Traes mis talentos?
—Esos tampoco te pertenecieron, eran de las circunstancias.

—¿Traes a mis familiares y amigos?
—Lo siento, ellos nunca te pertenecieron, eran del camino.

—¿Traes a mi mujer y a mis hijos?
—Ellos nunca te pertenecieron, eran de tu corazón.

—Entonces, ¿traes mi cuerpo?
—No, jamás te perteneció, era polvo de la tierra.

Entonces; el hombre lleno de miedo le arrebató a Dios la maleta, y al abrirla, se dio cuenta de que estaba vacía. Con lagrimas de tristeza brotando de sus ojos el hombre dijo:

—O sea, ¿nunca tuve nada?
—Así es. NO TIENES NADA.

“Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente un vapor que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.”

(Santiago 4:14).

En realidad, lo único que el hombre posee es su propia alma y la salvación de esta dependerá de la decisión que tomemos en vida. Busca a Dios mientras pueda ser hallado, pues nadie sabe la hora de su partida. Este domingo, en todos los Centro de Ayuda Cristiano a las 10hs podrás derramar tu alma a los pies del Señor Jesús y recibir lo más precioso: la SALVACIÓN. “Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?” (Mateo 16:26).

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?