La mejor noticia en tiempos de pandemia ¡Hazla viral!

“¿Qué puede hacer un muerto por nosotros? Absolutamente nada. La Biblia incluso dice que ‘mejor es perro vivo que león muerto’. Cuando una persona muere deja de tener conexión con el mundo de los vivos”, así empezaba el Santo Culto el obispo Paulo Roberto en un domingo de Resurrección diferente, marcado por la pandemia de coronavirus. El culto fue transmitido desde Madrid para todo el mundo desde el facebook del Centro de Ayuda Cristiano.

Después de ser crucificado, el cuerpo de Jesús fue introducido en el sepulcro. Los discípulos se confinaron en casa, paralizados por la preocupación y el miedo. Las mujeres, en cambio, tres días después de Su muerte fueron muy temprano al sepulcro para perfumar el cuerpo de Jesús, pues no habían podido hacerlo antes. Para su sorpresa, un ángel se les apareció y les dijo:

“¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?” (Lucas 24:5).

En medio a tantas malas noticias y bulos que circulan en las redes sociales, esta es la mejor noticia de todos los tiempos para toda la humanidad, y digna de hacerse viral: ¡JESÚS RESUCITÓ, ESTÁ VIVO! y por eso puede ayudarnos y socorrernos. En la cruz cargó con nuestras maldiciones, pecados y enfermedades. Si Él no hubiera resucitado, no podría salvarnos ni hacer nada por nosotros. Esto es fe inteligente.

La muerte no pudo prevalecer porque Él es el Dios. Vino a este mundo como hombre, despojándose de Su majestad y gloria para morir por nosotros y tomar Su vida de nuevo. Esta es la gran diferencia entre Jesús y los héroes de la Biblia que fueron muy usados por Dios.

Por ejemplo, Moisés fue un gran instrumento de Dios en su época, pues liberó al pueblo hebreo de la esclavitud, pero murió. Dios, entonces, tuvo que escoger a otro hombre de fe para ocupar su lugar y escogió a Josué, pero él también murió. Actualmente Dios también nos usa a nosotros pastores, pero un día también moriremos.

La verdad es que todos vamos a morir. Si no nos morimos de coronavirus, nos moriremos de otra cosa. Es ley de vida, por eso es importante que estemos siempre preparados. Sin embargo, la muerte no es el fin. Lo más importante del sacrificio de Jesús es que en la cruz cargó nuestros pecados y nos purificó con Su sangre para que tuviéramos acceso a la Salvación. Esta es la mayor conquista, pues las demás cosas son temporales. Si permanecemos firmes en la fe conquistaremos estas cosas temporales, pero, sobre todo, lo más importante: la vida eterna con Dios.

En esta época de pandemia mucha gente se está dando cuenta de que necesita a Dios. Ven que, por más que la ciencia avance y los médicos trabajen arduamente, hay mucha gente que no se está recuperando. Solo Dios puede librarnos. Vivimos un momento clave en que necesitamos ser humildes y reconocer que solo Él nos puede salvar.

Jesús te está dando la oportunidad de salvar tu vida. Basta ser humilde y reconocer que lo necesitas. Si piensas “no merezco, he cometido demasiados errores”, déjame decirte que no importa tu pasado. De hecho, ¿sabes quién fue la primera persona que vio a Jesús resucitado? María Magdalena, una mujer que había sido prostituta, de la que habían salido 7 demonios. Por eso, lo importante no es lo que hiciste o dejaste de hacer, lo importante es que abras tu corazón, venzas el orgullo y te arrepientas de tus pecados. Cuando te entregas a Jesús de corazón tus pecados son lanzados al mar del olvido, te tornas santo, lo cual no quiere decir perfecto, sino “separado” para Dios.

No esperes más. Quizás ya te hablaron de Jesús muchas veces pero nunca tomaste la decisión porque no querías renunciar a los placeres de este mundo. Ahora Él te está dando la oportunidad de recomenzar, de ser perdonado, de empezar a vivir una vida de éxito, y lo que es más importante: te está dando la oportunidad de recibir la Salvación. Jesús está de brazos abiertos para salvar tu vida. Si quieres, ríndete a Él ahí y ahora. Habla con Él, confiesa tus pecados y recibe Su perdón.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?