El pasado 20 de noviembre, 180 familias fueron auxiliadas en cuestión de alimentos en una de las entregas solidarias que se realizan habitualmente en el Centro de Ayuda Cristiano. Se distribuyeron casi 3 toneladas de comida en una sola cita. La operación kilo, llevada a cabo por los voluntarios del Centro de Ayuda Cristiano semanalmente, es clave para poder dar asistencia a tantas personas.

El número de familias que se dan cita en las entregas solidarias del Centro de Ayuda Cristiano es cada vez mayor. A pesar de la leve recuperación que se está experimentando tras la crisis, muchas familias aun sufren sus coletazos. El desempleo, la precariedad y la inestabilidad forman parte de la realidad de muchos habitantes de nuestro país.

Todas las personas que acudieron a esta entrega pudieron escuchar, previamente, una charla de motivación basada en la Palabra de Dios. En el Centro de Ayuda se lucha por ayudar al prójimo en sus necesidades básicas, pero también desde el punto de vista espiritual, pues se cree fervientemente que la fe en las promesas de Dios puede cambiar cualquier situación.

Jodsaine agradeció encarecidamente la ayuda de alimentos porque su situación es más que precaria. No lleva mucho tiempo en España y sus planes se han visto truncados debido a la crisis económica. Lo que recalcó fue que se sintió muy a gusto. “Me gustó mucho el buen trato que nos dieron. Nos hicieron sentir en familia”, decía.

Las entregas solidarias de alimentos se realizan de dos a tres veces al mes y todos aquellos que desean beneficiarse de esta ayuda deben enviar un WhatsApp al 600 400 624 para reservar su bolsa. La próxima cita será el sábado 22 de enero del 2022.