La sede del Centro de Ayuda Cristiano distribuyó más de 1800 kilos de comida en febrero

Se agolpan los pagos, la nevera está vacía y el desánimo aumenta. Esta es la situación de miles de Españoles que actualmente dependen de la ayuda de ONG’s, asociaciones y la solidaridad de terceros para salir adelante.

El Centro de Ayuda Cristiano ha intensificado su ayuda de alimentos desde que empezó la emergencia sanitaria. Un año después, el número de solicitantes se ha triplicado, y los responsables de la obra social aseguran que «no deja de aumentan».

El pasado mes de febrero, solo en la sede nacional del Centro de Ayuda Cristiano en el barrio madrileño de Atocha, se distribuyen 1.836 kilos de alimentos a un total de 204 familias.

Julian Mancheño, coordinador de las distribuciones, ha explicado que la mayoría de las personas que acuden a la iglesia para pedir ayuda de alimentos son mujeres de mediana edad, desempleadas y con hijos a cargo, pero entre los solicitantes también se encuentran muchos extranjeros que vinieron a España con el sueño de trabajar y continuar sus estudios, pero la pandemia ha frustrado todos sus planes. Este ha sido el caso del venezolano Job Elías, que llegó a España con mucha ilusión y ganas de trabajar. “Soy técnico superior en comercio exterior y tengo mucha experiencia laboral pero lo estoy pasando mal económicamente. He encontrado este lugar y agradezco mucho la ayuda pero debo decir que salgo más animado. El mensaje del pastor me ha fortalecido para seguir adelante”, explicaba.

Las distribuciones siempre van precedidas de un mensaje que pretende levantar el ánimo de los asistentes basado en las Escrituras Sagradas, la Biblia. Muchas personas han conseguido superar las más variadas adversidades, desde la depresión a graves problemas personales, a través de la ayuda espiritual del Centro de Ayuda Cristiano.

El coordinador de la actividad explica que detrás de estas distribuciones está el esfuerzo de decenas de voluntarios que hacen la operación kilo cada semana, y que sin su colaboración sería imposible ayudar a tantas personas.

La próxima cita será el 27 de marzo, sin embargo, aquellos que necesitan alimentos no pueden acudir directamente a la distribución, pues siempre hay un cupo limitado que debe ser preparado con antelación. Los que necesiten esta ayuda deben ponerse en contacto con la Obra Social, a través del 600 400 624 (también es WhatsApp) y reservar su bolsa.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?