Logo/Centro de Ayuda Crisitiano

La soledad duele

Muchos, con seguridad, prefieren el dolor físico, que puede ser identificado por la medicina y para el cual existe algún tipo de tratamiento profiláctico, que el dolor en el alma. Cuando el alma siente soledad, siente dolor. Pero, ¿qué es la soledad? No es la ausencia de comida o sed, sino la carencia, sentida de una forma profunda, de una conexión con otro ser.

Aunque se aconseje la convivencia social, tener uno o varios hobbies o practicar deportes, la verdad es que, aún en medio de una multitud, muchas persobas afirman sentirse profundamente solas.

De hecho, esta carencia no puede ser fingida, pues cuando no hay una verdadera conexión, acaba en soledad.

La pandemia ocasionó picos de soledad en la vida de muchos. Personas que, debido al ajetreo del día a día, tenían sus vidas llenas de tal forma que no desconfiaban que en su interior podían sentirse solas.

Pero, ¿existe cura la soledad o estaremos destinados a buscar escapatorias para camuflarla?

¿CÓMO PONERLE FIN A LA SOLEDAD?

El Obispo Jaoquim enseña que la soledad espiritual es la raíz del vacío que muchos cargan en su interior: «Esta soledad se puede sentir hasta en medio de una multitud. Uno puede estar rodeado de personas y sentirse solitario, como si nada ni nadie pudiera llenar y satisfacer lo que tiene adentro. Esta es la soledad espiritual, la soledad de quien está lejos de Dios», explica.

Sin embargo, orienta cómo superarla: «Cuando abrimos nuestro corazón para el Señor Jesús, Él viene para habitar dentro de nosotros, pero las personas insisten en ignorar la necesidad del Espíritu Santo. ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo’. (Apocalipsis 3:20).

Es decir, Dios no va a invadir la vida de nadie, pero si le abres la pierta del corazón, Él viene y te saca de esta soledad.»

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *