La Verdad que lleva a Dios

La Palabra de Dios sólo se vuelve eficaz cuando es dicha por un hombre de Dios. Fuera de eso, ella no funciona, pues no tiene Espíritu, ni vida. Jesús dijo: «Mis palabras son Espíritu y vida». La Palabra de Dios es el resultado de todo aquello que Él es. Este Evangelio queremos compartirlo contigo.

Tal vez, te encuentras perdido ante tantas religiones y filosofías, sin saber cuál es el camino a seguir y, una vez más, las Escrituras revelan:

«Lámpara para mis pies es tu palabra, y luz para mis caminos» (Salmos 119:105).

Por la Palabra de Dios somos iluminados en la elección del camino cierto. Ella nos esclarece la verdad.

Y esta verdad dice que Jesús «es el camino, la verdad y la vida». No hay otro camino u otra verdad.

La Palabra de Dios es la receta, la directriz de cómo llegar a este camino, a Jesús.

Cuando la persona se entrega de cuerpo, alma y espíritu a Dios, Él, en la misma proporción, retribuye, haciendo grandes cosas en su vida.

«El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Dios: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré» (Salmos 91:1-2).

Realmente, hay refugio en el Señor, y sólo le halla quien le busca, quien está determinado a encontrarlo. A través de la Palabra de Dios y de su entrega total, alcanzará y llegará la victoria.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?