Logo/Centro de Ayuda Crisitiano

Las adicciones sumían a la familia en la pobreza

Con la crisis actual vemos familias que se someten a situaciones difíciles para dar un techo y un plato de comida a sus hijos, padres en depresión, hijos sin referencias en el hogar, vagando sin rumbo por la vida.

Así sucedió con Santiago, que junto a su familia al llegar a España no tuvieron otra alternativa que mudarse a un piso pequeño que compartían con 17 personas más.

“Arrastrábamos grandes problemas económicos, y por más que intentábamos salir adelante, los vicios hacían con que el poco dinero que entraba, desapareciera.

«Mi madre dejaba de comer para darnos de comer a nosotros, con lágrimas en los ojos, cargando una gran depresión»

recuerda Santiago

Los problemas que rodeaban la familia de Santiago causaban una gran tristeza y descontrol profundo en su hogar.

«Nos acercamos al Centro de Ayuda porque nos brindaron una bolsa de alimentos, pero para sorpresa nuestra, recibimos mucho más que comida: recibimos paz, alegría y tranquilidad”

relata feliz

A día de hoy, la familia de Santiago es totalmente diferente. A través de las cadenas de oración y la obediencia a la Palabra de Dios, se acabaron los vicios, las peleas y la depresión. Hoy hay alegría, paz, unión y prosperidad en su hogar. Santiago Cerón

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *