Logo/Centro de Ayuda Crisitiano

Más de 900 personas sedientas de Dios se reunen en Barcelona en una reunión ministrada por el Obispo Edir Macedo

El obispo Macedo, en su primera visita misionera a la ciudad condal, realizó oraciones por la sanidad y la liberación, transmitió un mensaje de vida y ministró el bautismo con el Espíritu Santo. Este día quedará marcado en la memoria de muchos catalanes que acudieron al lugar para buscar un cambio de vida definitivo o una respuesta por parte de Dios.

Vacía y rodeada de tinieblas. Así estaba la tierra al principio, hasta que el Espíritu de Dios entró en acción y puso orden y armonía sobre todo aquel caos. “Así está la vida de muchos”, lamentaba el obispo. Y es que la ausencia de la presencia de Dios en el ser humano es lo que le está conduciendo al dolor y al sufrimiento. Sin embargo, Dios quiere poner fin a este dolor y habitar en nuestro interior. “Dios es la luz que da vida, sentido y forma a las vidas vacías”, decía el obispo antes de invitar a todos a buscar el bautismo con el Espíritu Santo.

El cambio de vida se hizo palpable en el semblante y la alegría de aquellos que abrieron sus corazones para dejar que la luz del Espíritu Santo resplandeciese sobre ellos. Sabemos que este ha sido el principio de grandes transformaciones, testimonios y conquistas, pues así como el Espíritu puso orden en la Tierra, también pondrá orden en la vida de todos aquellos que Lo recibieron.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.