Mujer: ¿Qué se esconde detrás de la inseguridad?

Reflexiona: ¿Te sientes identificada con alguna de estas reacciones?

¿Cuándo se te presenta una oportunidad de cambio piensas “yo no puedo, no tengo capacidad para eso” o “ya lo he intentado muchas veces”? Esta es la inseguridad con cara de víctima que aflora en muchas mujeres.

¿Cuándo una amiga alcanza el éxito sientes envidia?; ¿Cuándo le sucede algo malo, muy en el fondo, te alegras? Esta es la inseguridad con cara de villana que también se manifiesta sutilmente en el interior de muchas mujeres.

Tanto la villana como la víctima son dos caras de la misma moneda: la inseguridad, la cual tiene una única raíz: la incredulidad.

Este fue el tema abordado en la última reunión del Godllywood Autoayuda el pasado 10 de abril. En esta ocasión, doña Solange reveló algo que sorprendió a casi todas las asistentes: “La raíz de la inseguridad es la incredulidad”. Después de ofrecer algunos ejemplos para que cada una de las mujeres pudieran autoanalizarse y ver si dentro de ellas había una víctima o una villana, la coordinadora del Proyecto explicó que la raíz de ambas era la falta de fe. “La inseguridad es duda, miedo, y el miedo es ausencia de fe, y sin fe es imposible agradar a Dios”, enseñaba doña Solange.

Esta raíz es muy negativa y si no se arranca, los resultados pueden ser desastrosos. Esto fue lo que le sucedió al rey Saúl, que a lo largo de su reinado manifestó las dos caras de la inseguridad. Fue escogido por Dios, pero a menudo reaccionaba con temor y timidez. Más tarde, cuando David fue ungido rey, tuvo celos de él e incluso deseaba su muerte. Esta raíz de inseguridad fue lo que le llevó a desobedecer a Dios y a alejarse de Él. El fin de Saúl fue, de hecho, muy trágico.

Doña Solange explicó que no debemos dar excusas respecto a nuestras inseguridades, y mucho menos sabiendo que la raíz de estas es la incredulidad, la cual nos aleja de Dios. Debemos creer en el valor que Dios nos da y que nos capacita para glorificarlo a través de nuestras vidas.

En esta reunión, muchas mujeres desenmascararon a la víctima y a la villana que se escondían detrás de sus inseguridades y tomaron la decisión de creer en su valor delante de Dios.

Una asistente se sentía tan liberada después de la reunión, que quiso compartir su experiencia. Tenía muchos pensamientos de inseguridad sobre sí misma que le hacían pensar que era una “víctima”. “Yo estaba dando oídos a esas voces negativas y me estaba quedando sin fuerzas. Ahora sé que esto me estaba pasando porque no estaba creyendo tanto en Dios como pensaba. Hoy he tomado la decisión de rechazar esa inseguridad y creer en el amor de Dios, el cual expulsa todo temor. Estoy muy agradecida por la reunión de hoy. La verdad es que cada vez que asisto al Autoayuda hay una gran transformación en mi. A través de este Proyecto estoy aprendiendo a ser una verdadera cristiana. Acepto ser moldeada para glorificar a Dios y ganar muchas almas”, decía sonriente.

La reunión se llevó a cabo en la sede ubicada en Madrid, pero casi mil mujeres en todo el país pudieron asistir a la reunión por videoconferencia desde las diferentes ciudades españolas donde se encuentra el Centro de Ayuda Cristiano.

El Godllywood Autoayuda es una reunión bimensual que tiene como principal objetivo llevar a la mujer a realizar una introspección y construir una verdadera comunión con Dios, sin la cual, no podrá sentirse verdaderamente realizada. La próxima cita tendrá lugar el segundo sábado de junio a las 17hs, y todas las mujeres que así lo deseen están cordialmente invitadas.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El amor de muchos se enfriará…

Podemos ver como esta profecía se está cumpliendo en los tiempos actuales: familias desestructuradas, hijos contra padres, padres contra hijos, ya no hay respeto ni

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?