Paseo de Santa María de la Cabeza 12

Paseo de Santa María de la Cabeza, 12

El Centro de Ayuda Cristiano está presente en España desde hace más de 25 años, y ahora tienen su sede central en Paseo de Santa María de la Cabeza 12. El principal objetivo es ayudar a las personas que están pasando por dificultades en su vida sin importar la edad, estatus social, raza o religión, creyendo que un encuentro personal con Dios tiene un gran poder transformador. Los principios y valores son cristianos y bíblicos.

Siempre existe una salida y una solución para los problemas y nunca es demasiado tarde para darle la vuelta a la tortilla y empezar una nueva vida. El trabajo está avalado por multitud de testimonios documentados, personas que llegaron al Centro de Ayuda Cristiano como último recurso y que lograron superar situaciones difíciles y, a veces, hasta aparentemente irreversibles. Sin embargo, esto no depende solo de nosotros, sino también del deseo de superación de cada uno.

Ven a nuestras reuniones en Paseo de Santa María de la Cabeza 12

En el Centro de Ayuda Cristiano tenemos diferentes reuniones y Proyectos diseñados para cubrir las necesidades en las distintas áreas que puedan tener las personas. Nuestro equipo de consejeros y pastores , debidamente formados, atienden de manera particular y confidencial, e instruyen a las personas que nos visitan a participar en distintas reuniones de fe y superación personal.

Las reuniones están enfocadas a ayudar a las personas desde un fundamento bíblico, pero siempre con un enfoque claro, actual y práctico. Los asistentes escuchan testimonios y experiencias de otras personas, consejos y, sobre todo, reciben mucha fuerza para superar los problemas que tienen. En ellas enseñamos a los presentes acerca del uso de la fe racional e inteligente, excluyendo la religiosidad, lo cual no brindaría ningún beneficio. Como resultado del ejercicio de esta fe práctica e inteligente, las personas obtienen los resultados y cambios deseados, como pueden ser la unión familiar, la liberación de las drogas, la curación de una enfermedad,  la prosperidad económica, etc.

No es necesario pagar nada por asistir a las reuniones. Sin embargo, es cierto que en cada reunión se invita a los asistentes que así lo deseen, a realizar un donativo voluntario que llamamos ofrendas, pero en ningún momento debes sentirte obligado a dar nada. De hecho, a nuestro centro acuden multitud de personas que no dan ofrenda y eso no condiciona nuestro compromiso de ayudarlas y asistirlas. Quien da ofrenda es, y debe ser, de forma libre y espontánea, con alegría.

Puedes venir una o más veces sin ningún tipo de compromiso, ya que el acceso es libre para todo el mundo, lo único que pedimos es respeto. También entendemos que pueda haber personas a las que no les guste nuestra propuesta, lo cual es algo muy comprensible.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

4 comentarios en “Paseo de Santa María de la Cabeza, 12”

  1. Hola buenas tardes, soy Francis una joven venezolana de 32 años, y vengo de muy lejos buscando mejor calidad de vida sin perder la fé pero me ido apartando de Dios y quisiera reconciliarme con nuestro señor y volver a caminar en su sendero. Gracias por las ayudas y la motivación. Espero sigan adelante y sigan siendo esa esperanza de gente como yo que se pierde en los caminos del mundo y quiere regresar.

  2. Francisca correa

    Bueno día yo quiero saber cómo yo llego de León cómo puedo llegar a la iglesia voy a estar allá en leon por 20 días soy obrera de aquí de ny

  3. Quisiera conocerles. Les escucho por vida fm. Pertenezco a otra iglesia. Y con perdón deis padres espirituales me gustaría visitarles
    Junto ai esposa

  4. Daniela Rodríguez

    Soy joven colombiana de 27 años , llegamos hace poco con mi esposo y si quiero asesoría espiritual Agradezco mucho las oraciones , quisiera saber los días de culto , quedo agradecida , mi número es 623317101-623317067

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?