Santo Culto: Confiar siempre, pase lo que pase

Es fácil creer y confiar en Dios cuando todo va bien y los vientos soplan a nuestro favor, pero cuando los problemas aparecen y las respuestas tardan un poco en llegar, muchos tiran la toalla y desisten de la fe. En las dificultades debemos mantenernos aferrados a Dios convencidos de que Él siempre ha sido y será fiel a Su Palabra. El obispo Paulo Roberto habló acerca de la confianza, una gran virtud que todo cristiano verdadero debe tener para conquistar una vida llena de victorias.

“Muchas personas vienen al Centro de Ayuda Cristiano buscando soluciones mágicas, inmediatas. Empiezan bien, pero si surgen problemas o no ven un resultado rápido, enseguida se desaniman y pierden la fe. No confían, quieren ver para creer, cuando nosotros tenemos que creer para ver”, enseñaba el obispo Paulo el pasado domingo.

Uno de los mejores ejemplos de confianza y perseverancia que podemos encontrar en la Biblia es el del rey David, que desde el momento en que fue ungido rey, tuvo muchos problemas y se enfrentó a durísimas persecuciones, pero nunca dejó de confiar en Dios. “Probablemente David enfrentó muchas más luchas que cualquiera de nosotros, pero él nunca perdió la fe. De hecho, en el Salmo 40 dijo: ‘Pacientemente esperé al Señor y Él se inclinó a mí y me oyó cuando clamé por socorro’”, agregaba. Como resultado, David fue siempre honrado por Dios.

Muchas cosas no suceden de la noche a la mañana, y la agricultura nos da una buena lección acerca de esto. Cada semilla tiene su periodo de germinación y su tiempo para la cosecha, por eso, debemos perseverar en la fe, en la oración, sin desmayar, porque a su tiempo obtendremos la respuesta que tanto anhelamos. “Usted debe aprender a confiar en Dios si quiere tener una vida de calidad”, aseveraba el obispo.

El rey Ezequías también es un gran ejemplo de absoluta confianza en el Señor. Heredó un reino devastado por culpa de la desobediencia y la idolatría de su padre, pero él decidió restaurar el bienestar de su pueblo haciendo un pacto de confianza y perseverancia con Dios:

“En el Señor Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. Porque siguió al Señor, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que el Señor prescribió a Moisés. Y el Señor estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba”

(2 Reyes 18:5-7)

En estas líneas vemos que Ezequías puso su confianza en Dios y que lo siguió, sin apartarse de Él bajo ninguna circunstancia. “¿Usted a quién está siguiendo? ¿Al Señor o a la voz de su corazón? Mucha gente sigue al corazón, pero este es engañoso y hace que las personas se desanimen y desistan de luchar. Seguir a Dios es seguir Su Palabra, practicarla y confiar independientemente de las circunstancias”, añadía el obispo.

Ezequías prosperó en todo lo que emprendió porque se mantuvo en la fe, y usted tendrá éxito en aquello que emprenda si no desiste de la fe, si, al igual que él, decide poner su confianza en Dios siempre, pase lo que pase.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

‘TÚ PUEDES’ SACUDE MADRID

El esperadísimo evento llegó y no decepcionó. Las más de mil personas que se reunieron en Atocha, y todos aquellos que participaron por videoconferencia desde

Leer »

Domingo de las Almas Preciosas

El domingo 18 de septiembre, miles de personas en toda España, repartidas en las 40 iglesias del Centro de Ayuda Cristiano, descubrieron su propio valor

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?