Santo Culto: El Espíritu Santo es imprescindible para vencer

Todos los seres humanos pasamos por problemas, aflicciones y sinsabores. Es algo natural e inherente al mundo que vivimos. Ante esta afirmación, muchos se han preguntado: “Entonces, ¿cuál es la ventaja de creer en la Palabra de Dios y tener el Espíritu Santo si voy a seguir enfrentando problemas?” La diferencia es que todo aquel que es nacido de Dios vence al mundo, y todos los problemas que hay en él. “Si tenemos el Espíritu Santo, ninguna tempestad de la vida podrá destruirnos, y sabremos cómo enfrentarlas y vencerlas”, explicó el obispo Paulo el pasado domingo.

El obispo también hizo una importante aclaración respecto al bautismo con el Espíritu Santo, puesto que existen muchas iglesias que afirman que la prueba irrefutable de que una persona ha recibido la presencia de Dios, es que habla en lenguas. “La mayor evidencia de que una persona tiene el Espíritu de Dios no son las lenguas extrañas, sino su carácter. La persona que es de Dios se reconoce por sus actitudes. No es chismosa ni mentirosa. Es humilde y no se considera superior a nadie. No guarda rencor ni tiene avaricia. Y sobre todo, practica la Palabra de Dios”, aseguraba el obispo.

Daniel tenía el Espíritu Santo y su carácter fiel atestiguaba de esto. Sin embargo, esto no impidió que sufriera problemas. De hecho, sus enemigos, quienes envidiaban su carácter incorruptible, se levantaron en su contra y lo echaron al foso de los leones. El Espíritu Santo no lo libró de ser echado a los leones, pero lo libró de ser devorado por ellos. En las Escrituras podemos encontrar otros ejemplos de héroes de la fe que tenían el Espíritu Santo y que pasaron por numerosas aflicciones, pero que obtuvieron el libramiento como fruto de su comunión con Dios, a ejemplo del rey David y Abraham.

Por otra parte, el apóstol Pablo dijo a los Efesios:

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”
(Efesios 6:10-13).

Todos, a lo largo de nuestra vida, tenemos días malos. Días en que parece que el mundo conspira en nuestra contra. No podemos olvidarnos de que vivimos en un entorno espiritual, y que el diablo y sus demonios intentarán de todo para destruirnos. Pero si tenemos la armadura de Dios, que es el Espíritu Santo, ningún mal podrá tocarnos. Aunque las luchas sean grandes, el Señor siempre nos dará la victoria.

¿Usted comprende la importancia de tener el Espíritu Santo? Si es así, sepa que Él desea entrar en usted, independientemente de lo que haya sido o hecho en el pasado. Entréguese a Dios de corazón y empiece a vivir por la fe. Su vida no estará libre de problemas, pero sí estará llena de victorias.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?