Santo Culto: ¿Eres un cristiano “camaleón”?

Descubre si eres un cristiano “camaleón” y entiende por qué debes dejar de serlo cuanto antes si quieres vencer todos tus problemas.

El camaleón es un pequeño animal popularmente conocido por tener una característica muy peculiar: cambia de color según el ambiente en que se encuentra. El obispo Paulo Roberto, haciendo una analogía, explicó que muchas personas tienen una fe camaleónica: cuando están en un ambiente de fe, creen; pero cuando están en un ambiente de tensión y dificultad, no creen. Esta fe, inestable y sentimental, no produce ningún resultado positivo.

Esto es lo que pasa cuando la persona asiste a la iglesia, pero no toma la decisión consciente y racional de hacer un pacto con Dios. “Estas personas, cuando están en la iglesia, parecen creyentes, pero cuando están con los incrédulos, parecen incrédulas. No permanecen firmes en su fe porque no decidieron hacer un pacto con Dios, por eso, cuando vienen los problemas o escuchan comentarios negativos acerca de su fe, se desaniman”, enseñaba.

DETERMINAR HACER UN PACTO

Por otra parte, aquellos que toman la decisión de hacer un pacto con Dios y seguir Su palabra, permanecen firmes y vencen todos los problemas, por imposible que parezcan.

Para ilustrar esto, el obispo usó el ejemplo del rey Ezequías, que heredó un reino completamente destruido y dominado por los reyes de Asiria, a causa de la idolatría de su padre. Ezequías entendió que si quería restaurar su nación debía hacer un pacto con Él. Y así lo hizo. Fue una decisión consciente, racional e inteligente: “Yo he determinado hacer pacto con el Señor el Dios de Israel, para que aparte de nosotros el ardor de su ira” (2 Crónicas 29:10).

A raíz de esta decisión, su reino empezó a avanzar y a prosperar. Sin embargo, no pasó mucho tiempo hasta que Senaquerib, rey de Asiria, se levantó en su contra. Tenía un ejército muy poderoso y había derrotado a muchos reinos. Lo más lógico, desde el punto de vista humano, es que Ezequías tuviera miedo, sin embargo, él tenía una fe inamovible fruto del pacto que había hecho con el Señor.

Senaquerib quiso minar la fe de los israelitas enviando cartas de amenaza a Ezequías diciendo: “No os engañe Ezequías porque no os podrá librar de mi mano, y no os haga Ezequías confiar en Señor, diciendo ciertamente nos librará el Señor y esta ciudad no será entregado en manos del rey de Asiria” (2 Reyes 18:29).

“Es así como trabaja el diablo. Él siempre intentará lanzar palabras de duda y de miedo, tanto a través de personas incrédulas, como de los pensamientos negativos. El diablo quiere que usted piense que su problema no tiene solución y que su fe en Jesús es inútil” […] “Cuando usted viene a la iglesia nosotros le damos una palabra de fe, de vida, pero ahí fuera usted va a escuchar muchas palabras negativas”, decía el obispo.

Ezequías escuchó muchas palabras negativas, y desde el punto de vista humano, todo apuntaba a que Israel terminaría siendo destruido a manos de los reyes de Asiria. Sin embargo, Ezequías, conducido por su visión espiritual, no se dejó llevar por las amenazas y animó a su pueblo a poner su confianza en Dios: “Esforzaos y animaos, no temáis ni tengáis miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con él viene; porque más hay con nosotros que con él. Con él está el brazo de carne, mas con nosotros está el Señor nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas. Y el pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías, Rey de Judá” (2 Crónicas 32:6-8).

El final no podía ser otro: Dios honró el pacto de Ezequías y envió a un ángel a derrotar a todos sus enemigos: “Y aconteció que aquella misma noche salió el ángel del Señor, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos” (2 reyes 19.35).

Si quieres ser un vencedor en todos los aspectos de la vida, solo hay un camino: Hacer un pacto con Dios y permanecer firme en la fe venga lo que venga, “sin cambiar de color como el camaleón”. Busca a Dios, entrégate a Él y decide practicar su palabra en tu día a día.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

1 comentario en “Santo Culto: ¿Eres un cristiano “camaleón”?”

  1. Esta claro que sin Dios no somos nada y mi experiencia en la iglesia es mi mayor muestra de que la fe obra y que hay un Dios vivo dispuesto hacerte justicia si ti lo pides de corazón y con amor hacia el.
    Amen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?