SITUACIÓN CAÓTICA

“Porque así dijo el SEÑOR, que creó los cielos; Él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy el SEÑOR, y no hay otro”.
(Isaías 45:18)

Todo en la vida del siervo debe apuntar hacia su Señor. Dios no creó tu vida para que sea un caos, sino para que sea habitada, suficientemente buena para vivirla. Dios no creó a tu familia para que sea un caos, sino para que sea habitada, un verdadero hogar, armonioso, de paz, de alegría. Dios es Dios de orden, de disciplina. Él no crea cosas inútiles, no crea cosas malas. No crea nada que cause trastorno.

Él no te creó para vivir en el caos. Si existe el caos, es porque Dios no está allí. Si Dios está allí, entonces no debes aceptar el caos. Usa tu fe para traer las cosas hacia donde deben estar. Hacia donde Dios prometió que estarían.

El caos es anomalía en el Reino de Dios, no pertenece a Él y no debe ser encarado con naturalidad, sino con indignación. La indignación de quien ve algo donde no debería estar. La indignación de quien ve injusticia donde debería reinar la justicia. La indignación que le trae orden al caos. Que hace que lo que Dios hizo vuelva a tener la marca de Quién lo hizo.

No aceptes el caos, pues tu vida debe ser el reflejo de Aquel que la creó, y en Él no hay

desorden, no hay injusticia.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

‘TÚ PUEDES’ SACUDE MADRID

El esperadísimo evento llegó y no decepcionó. Las más de mil personas que se reunieron en Atocha, y todos aquellos que participaron por videoconferencia desde

Leer »

Domingo de las Almas Preciosas

El domingo 18 de septiembre, miles de personas en toda España, repartidas en las 40 iglesias del Centro de Ayuda Cristiano, descubrieron su propio valor

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?