5º Consejo para Blindar tu Fe

NO DEJES QUE TU LENGUA TE HAGA PECAR

“SEÑOR, pon guarda a mi boca; vigila la puerta de mis labios.” (Salmos 141:3).

David sabía que toda palabra tenía un peso y que su lengua podría bendecirlo o maldecirlo, por eso Le pidió a Dios que le diese el control sobre sus palabras. Si tu lengua está siempre dispuesta a hablar más de lo que debería, haz como David y pídele a Dios que te dé el dominio sobre ella.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

‘TÚ PUEDES’ SACUDE MADRID

El esperadísimo evento llegó y no decepcionó. Las más de mil personas que se reunieron en Atocha, y todos aquellos que participaron por videoconferencia desde

Leer »

Domingo de las Almas Preciosas

El domingo 18 de septiembre, miles de personas en toda España, repartidas en las 40 iglesias del Centro de Ayuda Cristiano, descubrieron su propio valor

Leer »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?