8º Consejo para Blindar tu Fe

NO INTENTE ENSANCHAR LA PUERTA

Las cosas de Dios no son conquistadas con facilidad, por lo tanto no espere recibir lo que Él le ha preparado a Sus hijos sin tener que renunciar a su propia voluntad. El evangelio de puertas anchas, en el que usted hace las cosas como le parece e incluso recibe el Reino de Dios como premio, es mera ficción del infierno y una trampa mortal para muchos. No se deje llevar por la facilidad.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?