¿Cómo se tiene que actuar ante mal entendidos familiares?

La familia constituye un núcleo donde diversas personas comparten afectos, casa, objetos, intereses entre otras cosas. Pero de igual forma están repletas de emociones e ideas que entre ellos no siempre van a coincidir. Es por eso que los mal entendidos familiares no son algo totalmente anormal, sino que llegan a ser necesarios para conocer la forma de pensar de cada uno de los miembros. Sin embargo, a veces por la inexperiencia o la impulsividad, es posible que una simple discusión o diferencia de pensamientos conlleve a algo más grave.

Por ello es tan importante saber cómo actuar ante una discusión familiar, para que de esta manera todos los miembros puedan expresarse y llegar así a un acuerdo que favorezca a todos por igual. Hay que entender que este tipo de conflictos no son un drama, sino una forma de reforzar los lazos familiares, claro siempre mientras se aprenda a resolver estos problemas de una forma adecuada.

La pedagoga Reyes de la Torre señala al respecto lo siguiente: «La educación emocional en el hogar es una herramienta clave para hacer frente a cualquier problema familiar».

Consejos para familia para salir de conflictos

  1. Manejar las emociones: Esta estrategia consiste en saber controlar las emociones e impulsos, aprender a manejar la tensión y la ansiedad. Aunque en teoría suena como algo sencillo, al momento de ponerlo en práctica se podrá notar que a unas personas les es más fácil que a otras.
  2. Ver el lado positivo: El lado favorable de este punto es que, al resolver los problemas de una forma pacífica, se tendrá una mejor comunicación, respeto y confianza en el núcleo familiar.
  3. Perder o ganar resulta irrelevante: Lo más importante es llegar a un acuerdo, aligerando la carga de tensión, llegando a un consenso para el bien común. De esta forma se logrará que no se queden rencores o resentimientos entre los miembros de la familia.

Reflexiona: ¿Cómo tener una familia perfecta?

En conclusión, es necesario aprender que para resolver los malentendidos familiares pacíficamente no solo se requiere de una buena disposición, sino también de un cambio de actitud frente a los problemas. La principal solución es trabajar en la conciencia de sí mismo, ver el lado positivo de las adversidades y tener presente que no importa «ganar o perder», sino el acuerdo que en conjunto se llegue con la conversación.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Hablamos?